Month: May 2017

Cuatro Siglos de la Cristianización Yaqui en Sonora.

Tanto en la comisaría de Cócorit, Estación Corral, Tajimaroa, La Lomita,  la Loma de Guamúchil, Esperanza, Hornos y Ciudad Obregón, se ha generalizado la falsedad de la fundación de Cócorit, Bácum y restantes  seis pueblos yaquis más, el 24 de mayo, día del Espíritu Santo de 1617, por los padres Andrés Pérez de Ribas y Tomás Basilio que en este año recae el 4 de junio.

Acción humanamente imposible de lograr por el proceso de gobierno virreinal y de Roma requeridos en el siglo XVII para fundar pueblos de misiones entre los indios mayo, yaquis y pimas nebomes en las riveras de sus respectivos ríos. La conversión al evangelio de Cristo, aculturación europea de los nativos, los trazos urbanos y edificación de la  arquitectura y demás aspectos sociales en tan solo un día como se ha relatado en la historia  regional.

¿Qué relata la historia jesuita al respecto?

Se transcribe la crónica del padre Andrés Pérez de Ribas en 1645, sin tergivérsala para ustedes amables lectores.

-El Día de la Asunción del Señor (20 de mayo de 1617) doy principio a la fundación de la misión y cristiandad de la nación Hiaqui… Dos caciques hiaquis nos recibieron en el Mayo  y partimos el padre Tomás Basilio y cuatro indios zuaques para ser padrinos de bautizo, administradores de los sacramentos y oficios de la iglesia-. (*)

Recorrido que duró cuatro días a la ranchería del “Hiaquimí”,  si citamos al escritor y misionero franciscano David Beaumont: “Los jesuitas salieron desde Camoa y entraron en el río Yaqui el día del Espíritu Santo o pascua de Pentecostés”. (**)

-La cristiandad inició en los pueblos altos del rio Hiaqui por  las paces y de donde eran los caciques… En el primer pueblo pequeño con casi 200 vecinos nos recibieron con crucecitas y arcos de ramas y en una enramada se congregó gran gentío de las 3 o 4 rancherías siguientes… Por tres días bautizamos niños y predicando sermones en su propia lengua.-

-El cuarto día, (28) inició la primera visita río abajo a cada una de las demás once rancherías y otras tres siguientes por haber sido uniforme en todas ellas, nos detuvimos unos días en el quinto pueblo y el sexto en Tórim nos detuvimos varios días y regresamos al primer pueblo-. Narró Pérez de Ribas.

Según lo anterior, se deduce su arribo a la ranchería de Tórim el 1ero o el 2 de junio y seis meses después (diciembre de 1618) recorren las comunidades al extremo oeste del río cercanas a la costa, describiendo el autor: -La otra visita fue a los pueblos con mayor disposición para hacer asiento en ellos, tomar  posesión por parte de la iglesia de los once pueblos… Se dio doctrina cristiana para levantar grandes jacales para iglesias en la plaza y campo del pueblo… Llegamos hasta la ranchería de Guayana por las marismas y reducirla a doctrina y otro pueblo a una legua-. (*)

El historiador Claudio Dabdoub, indicó los nombres de los pueblos visitados: “Abasorín, el cuarto; Tórim, el sexto; Tésamo, Vícam y  La Guayana, el último”. Ya con los seris del río Mátepe. (***)

La conversión yaqui a la fe católica inició con las “reducciones” de la población en 1619, un año después, el padre Pérez de Ribas sale del río para residir en la Casa Profesa en la capital de la Nueva España y lo sustituye el padre Cristóbal de Villalta quien establece el Rectorado de San Ignacio del Yaqui.

Para el año de 1622, 30 mil almas fueron bautizadas y convertidas por los padres Tomás Basilio, Cristóbal de Villalta, Juan de Ardenas, Pedro Méndez, Diego de  Van der Zippe y Ángelo Balestra.

En 1623 se fundó el primer pueblo de misión de indios cabecera en Tórim con su visita de Bácum, transformado en rectoría y centro misional del Yaqui. En 1626, Bácum fue elevado a cabecera con su visita el pueblo de misión de indios de Cocoim.

La crónica de Pérez de Ribas dicta que el 24 de mayo de 1617 inicia la  evangelización y conversión de los yaquis a la iglesia católica romana, pasando a ser propiedad de la Orden de Jesús y vasallos del rey de España.

Nunca refrió a la ranchería de Cocoim ni su reducción, mucho menos la fundación por él de la misión del Espíritu Santo de Cócorit que ya no existe por haber sido atacada, quemada y destruida por José María Leyva “Cajeme” en 1887 y Juan Maldonado “Tetabiate” en 1897, en su lucha contra la colonización blanca (yori) de su río y territorio comunal ancestral.

Mismo año en que se fundó la colonia agrícola del Fraccionamiento de Cócorit y el Pueblo Nuevo de Cócorit en 1903 por la Comisión Científica de Sonora durante los regímenes del triunvirato en Sonora y del presidente Porfirio Díaz Mori. Hoy es la moderna comisaría de Cócorit.

400 años después, se pretende celebrar su fundación en una fecha totalmente errónea y sin fundamento histórico documentado, con un festejo estilo kitsch arrachera de Cajeme sin precedente en Sonora para el turismo regional y global,  junto al proyecto de embellecimiento de la plaza Ignacio Zaragoza (¿?) demoliendo las canchas, la Escuela Cámara Junior y su arboleda de 30 a 40 árboles de diferentes especies para rescatar el espacio urbano e introducirle nuevos usos de suelo y entretenimiento para 15 días culturales anuales, aumentar la plusvalía inmobiliaria y usar la cultura yaqui como “gancho” autóctono folclórico para el goce de los nuevos cocoreños, asociaciones civiles, empresas culturales y el supuesto turismo norteamericano que vendría desde 2009, que nada tienen que ver con el ex pueblo de misión de Cócorit, también denominado “Cócorit del Espíritu Santo”, para fines turísticos comerciales.

Acto lesivo contra el patrimonio urbanístico, arquitectónico y cultural de los cajemenses por parte del gobierno estatal de la gobernadora Claudia Pavlovich, el  municipal con el alcalde Faustino Félix Chávez, la comisaría de Cócorit y asociaciones civiles culturales por no tener protección legal que los proteja y promueva su conservación histórica.

Todo esto para presentar su candidatura a “Pueblo Mágico de México”, ya rechazada en 2010 y el programa federal de la Secretaría de Turismo cancelado el año pasado.

No entienden que la comisaría perdió su encanto por su modernidad en la década de 1970 y al ser en parte un suburbio campestre de descanso para familias adineradas de Ciudad Obregón que sus ascendentes abandonaron en 1930.

La tribu Yaqui debería de festejar los 400 años de la cristianización de sus antepasados, su legado judeo cristiano y cultura europea de su nueva religión católica por los misioneros jesuitas iniciada el día de la pascua de Pentecostés de 1617, aprovechando el centro ceremonial y parador turístico con la magnífica y monumental estatua del “Danzante Venado de Sonora”, en la comunidad de la Loma de Guamúchil y dejar de llorar por la carencia de espacios para sus manifestaciones culturales o porque no, buscar su independencia económica del gobierno de Claudia Pavlovich  porque esperan mucho de ella y su retórica dádiva-cracia.

Fuentes: (*) “Triunfos de Nuestra  Santa Fe entre las Gentes Más Bárbaras y Fieras del Nuevo Orbe”. Andrés Pérez de Ribas; (**) “Padre Pedro Méndez, Apóstol de Sonora”, Padre David Beaumont; (***) “Historia del Valle del Yaqui”, Claudio Dabdoub Sirce.

1, cristiandad

Símbolo de la Cristiandad de la tribu Yaqui en sus Ocho Pueblos Tradicionales.

2 Cruz del Perdón

La Cruz del Perdón en la religión yaqui.

3, cruz catolica

Instalación: Simbólica Cruz con cuervillos de la cristiandad en la parroquia de Cócorit.

4 Cristi, moderna

La cristiandad en la contemporaneidad que nos toca vivir.

5, plaza.JPG

¿Embellecer más la plaza Ignacio Zaragoza? Para que si está hermosa.

6 plaza

Plaza Ignacio Zaragoza en su esplendor meses antes de su demolición.

7 vista escuela

Vista a la Escuela Cámara Junior desde el kiosco de la plaza: ¡Hermoso paraje!

8 entrada hidalgo

Entrada a la escuela Cámara Junior por la calle Hidalgo.

9 primeras aulta

Las dos primera aulas de la Escuela Cámara Junior. Tal vez sean prototipo de la Aula Rural de México diseñada por el Arq. Pedro Ramírez Vazquez.

10 Foto2,QC 1196, Camara Junio y Juáez

Patio de honor con monumento a Benito Juárez.

11Arboleda escuela

Unos 30 a 40 árboles que rodean la escuela serán talados para su nuevo uso de suelo: Un auditorio al aire libre para las borracheras de San Juan y Sábado de Gloria.

12 vieja barda

Camino a la periferia en extrema pobreza que recorrerán  300 niños pobres a su nueva ubicación.

13, Foto 1, QC 1196 Cocorit viejo 17

A la niñez pobre los enviaron a su ambiente de la periferia para que no los vean los turistas en la plaza I. Zaragoza. Mala planificación escolar de la Secretaría de Educación Pública federal y del gobierno de Claudia Pavlovich.

14, chinos predio

Posterior a la ex casa de unos chinos estará el nuevo plantel frente a campo agrícola con uso de agroquímicos por majestuosa decisión del Centro Cultural Cócorit.

15 predio

Ubicación de futuro plantel en medio de la pobreza y agroquímicos en la periferia del viejo pueblo de Cócorit.

16 predio ideal

Este lote de 5000.00 metros cuadrados en la esquina de las calles Argentina y Ayuntamiento  propiedad de una familia Robinson Bours Muñoz esta ideal para llevar a cabo el proyecto del Teatro al aire libre por el Centro Cultural Cócorit. Sólo se requiere su donación altruista  al pueblo de sus abuelos.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor SEP-509989-78 del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Se prohíbe la reproducción de este artículo y fotografías. Se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte en el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989-78 of his holder Arch. Francisco Sánchez López. Reproduction of this article and photography is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement, El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Advertisements

Encantadoras Féminas en la Expo Ciudad Obregón-2017, Sonora.

¡Qué vivan los 25 años de la ExpoObregón: Ánimo, Púes!

Exclamó nuestra carismática gobernadora Claudia Pavlovich ante la entusiasta multitud que presidió la inauguración de la versión XXV de la “Feria del Pueblo de Cajeme”, sin referirse a los yaquis de José María Leyva Pérez, sino al pueblo obrero, peón y vaquero expresado en los murales de la fachada poniente del Palacio Municipal por el maestro Héctor Martínez Arteche.

La novedad este año fue el reducido pódium compuesto por ella como invitada de honor debido a las millonarias inversiones que trajo al municipio; el alcalde Faustino Félix Chávez aludiendo ser la ventana de lo que tiene el municipio para el mundo;  Juan Diego Cota Cota, presidente de la fiesta, senadora, diputados y demás personalidades de la política donde me dio gusto saludar a don Faustino Félix y  su distinguida esposa.

Después de la entrega de preseas a los ex presidentes de la Expo Obregón, el corte inaugural y la maravilla de los juegos pirotécnicos en la oscuridad de la noche primaveral, la comitiva recorrió las instalaciones visitando el puesto de exhibición de Lander, promotores de vivienda, el de la feria de vivienda, las oficinas de la Oficina de Convenciones y Visitantes, el de los productores de miel de abeja y demás patrocinadores.

Desafortunadamente, la gobernadora Pavlovich se convirtió en otro Ejecutivo estatal que ni de chiste se asomó al Pabellón Cultural donde actuaban los ballets folclóricos de Achai y el Yoreme Al Leiya de Navojoa  y  muestra la cultura regionalista y global.

Cruzamos el área comercial y el de los juegos mecánicos hasta llegar al corte de la reata sobre tronco de árbol en la Exposición Ganadera Regional amenizada con música de banda sinaloense y atendida por las vaqueras de negro y sombrero: Las Amazonas de Sonora.

En un ambiente de fiesta pueblerina se admiró la belleza femenina cajemense de tres generaciones visitándola o laborando como edecanes de las firmas patrocinadoras durante el recorrido por el Pabellón Comercial para redactar  esta crónica ya tradicional en el periodismo cultural de Cajeme para ustedes.

Pero, como estamos en la cultura global de las imágenes y si es vídeo mejor, suspendo el texto para dar cabida a la fotografía artística del Arquitecto Francisco Sánchez López.

Comenzamos con la belleza magdalenense de la gobernadora Claudia Pavlovich en estas cuatro secuencias de su rostro sin pose, espontáneas  y al natural sin Photoshop porque no soy nerd computacional.

1 claudia

Recorriendo las instalaciones de la Expo Obregón 2017 de los cajemenses.

2, dedo señal claudia

-¡Look! Qué bonitos juegos pirotécnicos-. Comentó al alcalde Félix Chávez.

3, piernas Bachoco

Degustando sabrosa piernita de pollos Bachoco. Las probé y están deliciosas, pero este platillo no está incluido en el promoción gastronómica de la ciudad. Me pregunto: ¿Qué está pensando Faustino?: ¡Ha de estar deliciosa!

4 corte reata

¡A machetazos! Cortando la reata vaquera de la Ganadera.

4a, Sra. de Félix

Distinguida esposa de don Faustino Félix

4, b, cristina

Cristina Valencia diseñadora de moda yaqui en la Loma de Guamúchil.

5,

Las chicas Kowi, Alida Gaszpar y Dulce Carlos Cano.

6

Chica Coca Cola, Damari Ávila Arroyo.

7

Chicas Lander, Fernanda Ruiz, Gabriela Serrano y Laura Valenzuela.

8

Chica Renault, Vianca Murrieta.

9

Chicas Rivera Car, Mónica Baez y Lizeth López.

10

Chicas Rivera Gas, Karolina Guerrero y Dayanara Cota.

11

Chicas Clamato, María José Esquer y Cindy Ramírez.

12

Las Payasitas Lander, Alexandra Soto Inzunza, Alejandra Camargo, Alondra Duarte y Arami Ruiz.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción  de este artículo y fotografías, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista Protector de Ballenas en el Mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction  of this article and photos  is required by  a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism Art, Ecologist in the Sea of Cortes Whales Protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual: www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA (Secretaria de Cultura) en 2014.Facebook: Francisco Sanchez; T:@archfcosanchez.

 

 

 

La Magnífica Arquitectura Histórica de Tórim, Río Yaqui, Sonora.

En Sonora, la historia del urbanismo y de la arquitectura ha sido poco investigada por arquitectos, historiadores y cronistas municipales. Los planos urbanos originales de poblados han desaparecidos y las magníficas edificaciones están en ruinas debido a la falta de un marco jurídico que las protejas, ya que ningún gobernador ha tenido  voluntad política para legislar una protección estatal, se depende del Instituto Nacional de Antropología e Historia.

Hoy abordaremos la arquitectura y trazos urbanos de los tradicionales pueblos yaquis actuales, que no son los establecidos por los jesuitas a partir de 1623, por haber sido emocionante escalar la cima de la loma de Tórim para contemplar los paisajes del río Yaqui seco, la Juya Ania o monte e indagar la historia de la arquitectura militar, sanitaria y de culto en su centro histórico.

Cosa curiosa y al estudiar su trazo nos percatamos que no es el pueblo de misión de indios de Tórim (lugar de ratas neotoma mexicana) fundado por el jesuita Cristóbal de Villalta en 1623 sobre la margen izquierda del río y a un kilómetro al oriente del poblado que perduró hasta 1767, tampoco misión franciscana de 1768 a 1824, ni pueblo autónomo yaqui a partir de 1875 hasta la paz con Adolfo de la Huerta en 1920.

Andrés Pérez de Ribas nos relata que el 24 de mayo de 1617, día de Pentecostés llegaron al río Yaqui y a la ranchería del Huiaquimí situada en la margen derecha y vecindad de la ex estación Limones del tren “Chico” que corría  entre Estación Corral y Tónichi. Previamente visitada por el capitán Diego de Guzmán, el 4 de octubre de 1533.

Tres días estuvieron predicando la religión católica y al cuarto exploraron río abajo, dos días después llegaron a la gran ranchería de Tórim. Regresan a la anterior y en enero de 1618 de nuevo recorren las rancherías evangelizando a la población hasta llegar a la Guayana, población Seri del Río Mátepe por Empalme. Un año después realizaron las “reducciones” en asentamientos y una vez tenida a la población conversa a la religión católica romana establecieron su centro misional en Tórim.

En 1620 Cristóbal de Villalta sustituye a Pérez de Ribas, formó y fue rector del Rectorado de San Ignacio y  en 1623 estableció el  pueblo de misión de indios de Tórim con su visita el de Bácum. La primera iglesia fue una ramadón de mezquite y  carrizo. La segunda, décadas después, se cree fue una pequeña capilla de una sola nave, cuartos para ellos y casas para cuatro mayordomos mayos al centro de una plaza, construidos con muros de adobón y techo de terrado rustico.

Muchos años posteriores los jesuitas levantaron otra capilla nueva de mayor tamaño con una fachada sur de pórtico con pilastras, cornisas y nicho central con imagen de un santo, agregándole la cruz atrial y un campo santo. Construida con cimientos de piedra,  muros de adobón y techo de terrado natural.

En 1678, el padre Andrés Cervantes construye nueva iglesia que duró hasta su destrucción en 1741 por la sublevación de yaquis, mayos y pimas contra el virreinato. Fue reconstruida un año después por el padre Agustín Arriola y perduró hasta la expulsión de los jesuitas en 1767.

En 1768 los pueblos de misión jesuitas pasaron a ser propiedad de los misioneros  franciscanos y fue  fray Francisco Joaquín Valdez quien lo administro, reconstruyó la iglesia anterior y la casa cural en 1769 radicando aquí hasta 1794.

Poco se sabe el desarrollo de estos pueblos durante los períodos del México Independiente hasta la Republica y Reforma de Benito Juárez, debido a las Guerras de la tribu Yaqui y Mayo” 1824-1885 contra la colonización de su territorio por los “yoris” mexicanos y extranjeros en ambas márgenes del río Yaqui.

De todo esto, nada quedó en pie, se perdió en los campos agrícolas del Distrito de Riego “Colonias Yaquis”.

El Tórim actual, situado en la margen derecha de río Yaqui, data desde el porfiriato al planificarse los nueve fraccionamientos yaquis con sus colonias agrícolas trazadas en una superficie de 100 hectáreas a partir de una plaza central y cuadrícula de manzanas con lotes para vivienda.

Supuestamente repartidos a yaquis pacíficos pero fueron vendidos a “yoris” inmigrantes por la Comisión Geográfica de Sonora, la Comisión Científica de Sonora y  el establecimiento de la Primera Zona Militar de Sonora, Sinaloa y Territorios de la Baja California en 1885 al mando del general de brigada Guillermo Carbó.

Con cámara en ristre inicié la investigación por el camino a estación Lencho al observar dos viviendas interesantes por sus detalles constructivos, lo crucé al tanichi de doña Juana Juárez Romero, quien cordialmente informó: -Fue casa de una familia china, después tienda, zapatería, escuela y tienda CONASUPO. La habitamos mi esposo Prisciliano Valdez y yo pero como se estaba cayendo la taponeamos por haber sido vandalizada.-

-Donde estamos fue un gran hotel de chinos con cuartos y hoyos (subterráneos) con sus paredes de adobe intactas, se entraba por medio de un arco, ahí en el zaguán. Donde está el monumento del Conti fue plaza con pila de agua; enfrente, el arco del cuartel militar con su cárcel y el hospital está en una casa vieja: Váyase por la calle del río hasta el camino, sígalo y adelantito está el hospital que busca.-

Seguí su indicación caminando medio perdido por dos veces la dirección hasta que por  pura casualidad me introduje entre los matorrales para llegar a unas ramadas y gritar: “¡Diosemchainia!”. Salió un señor y al preguntarle por el hospital simplemente señaló con su brazo extendido: -Ahí está-. Crucé el predio y en la ramada de la familia Somochic contigua al muro, pregunté al respecto, respondiendo: -Sí, ahí está el hospital de los “guachos”.

Magnífico edifico en forma de triangulo equilátero situado en la esquina sur del lote, dividido en un amplio espacio  central con terraza, tres cuartos y dos cuchillas esquineras, construido con muros de soga con ladrillo aparente y una altura de 4 a 5 metros. Enfrente, quedaron dos pisos de cemento de otros cuartos, dos otras cimentaciones, una como pila de agua y por el lado norte, un montículo de tierra rematada en un especie de horno con bóveda catalana de ladrillo.

Regresé al Conti, espacio religioso con ramadas ceremoniales, para mirar entre ellas las ruinas del cuartel y de la cárcel; la Comunila de las Autoridades Tradicionales y varias viviendas donde estuvo el cuartel general “Gral. Marcos Carrillo”.

Y como estaba fuerte el sol, desde la sombra de otra ramada observé la arquitectura histórica construida en  la cima de la loma: Al extremo sur, la Comandancia de la 1era. Zona Militar con planta arquitectónica de un zaguán de entrada, oficinas en ambos lados y terraza al este, construida por ingenieros militares con técnica de adobe y techo de terrado al estilo neoclásico del porfiriato. -Casona donde también estuvo acantonado años después el general yaqui Modesto Valencia Molina y el 23vo. Regimiento de Caballería.- Según informó don Fausto Valdez Nocamea.

Seguido por un camposanto contiguo a la iglesia de San Ignacio de Loyola de planta arquitectónica en forma de cruz latina, su primera etapa fue construida en 1925 con muros de ladrillo recocido tipo neoclásico y techo de terrado dejándola inconclusa en 1926. Fue reconstruida en 1995 extendiendo su planta al sur, techada con estructuras metálicas triangulares y lamina galvanizada. Su fachada cuenta con un frontispicio en forma de triangulo minimalista pobre y es de las más feas de las cuatro construidas entre la tribu Yaqui.

Del Curato poco se sabe, porque aquí no oficiaron sacerdotes católicos y se desconoce si tuvo esta función, pero así ha sido llamado por varios escritores. En 1907 era un cuarto de adobe con portal estilo vernáculo según fotografía del poblado colección de la Biblioteca de la Universidad de Arizona.

Tal vez fue reconstruido en 1925 o posteriormente, por su planta de un zaguán central,  dos cuartos y el portal estilo neo colonial mexicano influenciado en la arquitectura colonial franciscana por la arcada y pilastras con bases y capiteles clásicos.

En el extremo norte se aprecia la ruina de la  Capilla de Nuestra Señora de los Ángeles construida por el padre Cristóbal de Villalta entre 1621 a 1623 como espacio de oración y protección contra ataques de los nativos. Su planta arquitectónica es de una sola nave de unos 4 metros de ancho por 8 de largo formada por muros altos de piedra volcánica, su fachada orientada al este, al Jerusalén según protocolo litúrgico antiguo.

Consta de un pórtico de entrada de baja altura hecho de cantera ocre claro labrada, arriba del vano, el símbolo de la Orden de Jesús y un nicho central con la imagen de la virgen. Su techumbre fue de terrado por las gárgolas con círculos hechas de cantera decoradas con figuras de angelitos.

Se supone fue remodelada por los franciscanos al techarla con bóveda de medio cañón, según se puede ver en el desplante de varias  hiladas de ladrillo recocido formándola. Aunque fue construida en época del barroco Novo hispano no cuenta con las características para poder catalogarla en esta tendencia arquitectónica. Tuvo en su altar, al norte de la nave, la pintura de “El Juicio Final” pintada por autor anónimo y enviada por el padre Pérez de Ribas desde la Casa Profesa en la capital de la Nueva España, causando consternación entre los recién conversos. Se la ha conocido como la “Ermita” al ser denominada así por Pérez de Ribas en 1645.

La Capilla de Nuestra Señora de los Ángeles fue la primera construcción de culto católico entre la tribu Yaqui y es una de las más antiguas del estado de Sonora, encontrándose  en ruinas sin poder entrar por el inmenso panal de abejas que adorna su interior y ser alérgico a sus picaduras.

En la ciudad indagué en libros y portales de Internet para conocer algo de historia del hospital: – Fue su director el mayor y doctor Manuel Balbas entre 1886 a 1899, laboró también el mayor y cirujano Jacobo Cerda, atendiendo al 17vo. Batallón de Sonora al mando del general Ángel Martínez.

En 1900 estuvo como director al Coronel Tereso F. Luna, lamentándose: Que buena parte de su obra hubiera sido arrastrada por una creciente del río obligándolo a reanudarla con esfuerzos. Existe huella de una acequia desde el río en el lado norte del predio con una pequeña compuerta de ladrillo para derivación del agua de uso en el hospital.-

En 1902, el coronel Ángel García Peña en su parte a la Secretaría de Guerra y Marina señaló: -Tenía una plaza con un monumento y el busto de Benito Juárez, al norte, el cuartel general (Gral. Marcos Carrillo) ocupando una manzana. El hospital ocupa una manzana pero como está hecho más que la mitad del proyecto su valor es de 14,000.00 pesos. Es el escalón sanitario más importante entre Guaymas y Mazatlán y de concentración de enfermos del Ejército, familiares y civiles. Se practicaban defunciones y exámenes médicos a yaquis prisioneros antes de embarcarlos a Yucatán vía el puerto de Guaymas.-

El doctor y mayor Fernando Ocaranza, refirió: Aparecía como un edificio cuyas dimensiones y calidad fueron superiores a las del pueblo.- (Fuente: “Leyenda del Hospital Militar” por el coronel  y medico Hugo Pennock Bravo.)

El ingeniero militar Vito Alessio Robles, indicó: -En 1905 a 1908 estuve comisionado como director de obras en la Primera Zona Militar y construí el cuartel y hospital de Tórim.- (Fuente: “Gajos de Historia”.

La 1era. Zona Militar estuvo en funciones hasta 1913 con la baja del ejército del general Victoriano Huerta e inició la destrucción paulatina a su estado ruinoso actual. ¡Qué Lástima! Que ni los yaquis o el INAH-Sonora tengan un proyecto de restauración  de la capilla o de la comandancia para un museo de historia regional.

1, Plano Urbano Tórim 2017

Plano Urbano de Tórim, Río Yaqui mostrando localización de la arquitectura histórica.

2,Ermita

La Capilla de Nuestra Señora de los Ángeles de 1623.

3. Curato

El Curato de Tórim.

4, templo

Iglesia de San Ignacio de Tórim.

5, Comandancia

La Comandancia de la 1era. Zona Militar del Noroeste. 1885.

6, perspectiva

Perspectiva al poblado: izquierda, el ex Cuartel General “Gral. Marcos Carrillo”, derecha, la plaza con monumento, hoy el Conti.

7 Vista a la loma

Vista a la iglesia y el curato desde el Conti.

9, Arco cuartel

Arco de adobe de otro cuartel militar.

10, Muro carcel militar

Muro de piedra de la cárcel militar.

11, sitio hospital

Ruinas de lo que fue el hospital militar.

12 muros hospital

Sitio del hospital militar.

13 casa de Juana

Casa de doña Juana Juárez Romero.

14 Hotel Chino

Aquí estuvo el arco de entrada al hotel de los chinos.

15 curato y ermita

Vista a la loma con la Ermita y el Curato.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción  de este artículo y fotografías, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista Protector de Ballenas en el Mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction  of this article and photos  is required by  a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism Art, Ecologist in the Sea of Cortes Whales Protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual: www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA (Secretaria de Cultura) en 2014.Facebook: Francisco Sanchez; T:@archfcosanchez.

 

 

 

 

 

Encuentro de Músicos de Venado y Pajkola en el Pueblo de Tórim.

Siempre es grato recorrer la asombrosa imaginería naturalista, infraestructura y cultura observable a la velocidad vehicular durante el viaje por la ruta turística al pueblo de Tórim en las márgenes inferior del río Yaqui seco, iniciada en el parador turístico con su majestuosa mega estatua del Danzante Venado en lamentable abandono e improductividad, causados por etno oficialistas de  la Loma de Guamúchil cuando sus artesanos claman por espacios propicios para vender sus artesanías.

Pasamos por Estación Lencho, ex cuartel militar de tristes recuerdos  sobre la esclavitud yaqui, para tomar camino rumbo al sur admirando esplendorosos paisajes de la Juya Ania o el monte endémico, arboledas rompe vientos y bosques de mezquites en contraste con el verdor del trigo o cártamo en los campos agrícolas con agua rodante en canal de irrigación, enmarcando fantásticas panorámicas naturalistas que, lamentablemente, no se miran en el Arte Cajeme o sonorense.

Al arribar al centro histórico de Tórim fue remontarnos a 394 años de historia colonial y porfirista deducido por su trazo urbano y arquitectura histórica en ruinas, nos trasladamos al Centro Cultural Yaqui “Capitán Manuel León Molina” para presenciar el  “Encuentro de Venados y Pajkolas”; admirar las  colecciones de cartografía y fotografía y los bailables de la danza del Venado y la Pajkola por miembros de tres generaciones yoreme en sus ramadas y degustar sabrosos platillos de su  cocina.

En la sala de juntas se llevó a cabo la mesa de trabajo compuesta por más de una docena de músicos y cantadores mayores, adultos y jóvenes de sones de venado y pajkola representando a los pueblos de la Loma de Bácum, Vícam Pueblo, Vícam Estación, Huírivis, Loma de Guamúchil y Tórim, moderada por los promotores culturales yaquis Salustriano Matuz y Domitila Molina Amarillas ante la presencia de Mónica Villegas Murrieta, coordinadora del Patrimonio Cultural del Estado de Sonora, el antropólogo José Luis Moctezuma Zamarrón del INAH-Sonora, los organizadores, ingeniero Antonio Méxia y Trinidad Ruiz, directora del Centro de Culturas Populares e Indígenas de Cajeme.

¿Cómo se formó de músico de venado o de pajkola?; ¿Cuál ha sido su experiencia hasta hoy?; Cómo se puede seguir formando músicos en ambas danzas?; ¿Qué necesidades y problemas tienen los músicos para continuar haciendo su trabajo en la ramada? Fueron las preguntas para entablar el diálogo y punto de vistas entre los primeros arriba señalados.

Las respuestas no las supe por falta de una traducción simultánea ya que fueron contestadas en la lengua materna Yuto Azteca que no hablo; así que esperé su conclusión para indagar lo expresando por los dueños de estas magníficas danzas tradicionales, pero como estaban comiendo, le inquirí a Trinidad Ruiz: ¿Qué dijeron los músicos?

-Se puede resumir en la  participación de jóvenes formando niños, su preocupación  de las necesidades referentes al ceremonial etnográfico para el ritual con la naturaleza  por ser su mayor fuente de inspiración y la conciencia  de los músicos mayores para formar mas integrantes de la “Colencia” yaqui, (Pajkola en una ramada) diálogos adultos-jóvenes y la importancia del trabajo realizado por promotores yaquis por muchos años.-  Contestó para luego seguir fotografiando.

Aprovechamos la visita para deleitarnos con la exposición de 14 mapas  referentes a la Nueva Hispania, la localización de los Ocho Pueblos Yaquis a través de la historia y del territorio desde los tiempos de la colonia española, de las guerras del Yaqui en el porfiriato y el restituido por Lázaro Cárdenas en 1940.

A Mónica Villegas Murrieta, le pregunté si ya se aceptó la candidatura de la Danza del Venado como Patrimonio Cultural de la Humanidad: -No hay nada aún.- Contestó.

Y como el antropólogo Moctezuma Zamarrón estaba en la ramada, le inquirí: ¿De qué se habló con los yaquis?

-Sobre el fortalecimiento de su tradición religiosa dancística, trasmitir conocimiento que los adultos mayores hacen a sus hijos y nietos sobre los versos y musicalización de los sones relatando la figura del venado (cola blanca) en relación a su hábitat y todas las especies desde mariposas y aves hasta la fauna de uña y el coyote en su ciclo natural biológico desde su nacimiento hasta su muerte.-

De la exposición de fotografía documental “Nuestro Patrimonio Cultural: Danza del Venado y Pajkola” por la fotógrafa etnográfica Trinidad Ruiz, las más bellas por conjugar el valor artístico y el valor estético, fueron: La de la cabeza del danzante venado, el tamborilero, el altar de muertos, el templo de Pótam iluminado, las cruces del cementerio y las señoras cocinando.

Curioseando por el centro nos encontramos las pinturas de la iglesia de Tórim por el pintor Sepúlveda de 1998,  otra del templo de Bácum, por G. Fierro y un dibujo del valle agrícola con danzante venado que publicó el profesor Santos García Wikit.

Sabroso guacabaqui, carne con chile y tortillas de harina sobaqueras degustamos  en la ramada de la cocina comunal mientras observábamos armonioso ritmo de manos haciendo bolas de harina, extenderlas, tortearlas, tirarlas al comal, retirarlas y doblarlas para servir a los comensales bajo la supervisión de la jefa  Chayito Hernández y demás grupo de señoras.

En la acera de enfrente bajo dos ramadas de horcón y carrizo se ejecutaban la danza del Venado y Pajkola por Obeth Emanuel Ochoa Molina y Jesús Arturo Mendoza Bajeca ambos de Vícam Estación, indicando serlo porque sus mayores se los inculcaron y por decisión personal en esta tradición.

Al caminar por las calles de poblado rumbo a la ribera del río Yaqui por fin encontré a  un bella yaquecita para el artículo de la Flor de Capomo, ramadas tradicionales y viejos muros de adobe señalando su historia; las manzanas donde estuvieron la plaza, los cuarteles, la cárcel y el hospital militar construido para la Primera Zona Militar del Noroeste a fines del siglo XIX por el ejército de Porfirio Díaz Mori.

Que amablemente sus habitantes refirieron para mi libro sobre la arquitectura militar ya que la Secretaría de la Defensa Nacional no contestó la solicitud de información por Ley de Transparencia y Derecho a la Información enviada el año pasado.

Foto 1, QC 1194, Músicos mayores 17

Músico y cantadores mayores en el Encuentro de Venados y Pajkolas en Tórim.

2 domi y salustriano

Pie de foto 2: Saturnino Matuz y Domitila Molina moderando la mesa de trabajo.

3, pajkola mayor

Pajkola Mayor yoreme.

7, danzante venado

Danza del Venado por maso de Vícam Estación.

8, pajkola y musico

Danzante pajkola con su músico de tambor y flauta.

9, Chayito

Chayito Hernández sirviendo su exquisita Carne con chile.

6, los participantes comiendo

Salustriano Matuz  y musicos de venado degustando sabroso guacabaqui.

4 invitados y promotores

Organizadores, invitados de Hermosillo y promotores culturales yaquis.

5, Trini y Mónica

Trinidad Ruiz y Mónica Villegas.

10 exposición

Exposición de fotografías por Trinidad Ruiz.

11, público

Publico de los pueblos nativos admirando las danzas.

11 Publico en ramada.

Público nativo juntado en la ramada de la Pajkola tradicional.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción  de este artículo y fotografías, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista Protector de Ballenas en el Mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction of this article and photos is required by a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism Art, Ecologist in the Sea of Cortes Whales Protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual: www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA (Secretaria de Cultura) en 2014.Facebook: Francisco Sanchez; T:@archfcosanchez.

¡La Promoción Turística de Cajeme en Pañales!

Da gusto asistir a los eventos culturales promovidos por el Museo de Sonora en la Revolución ubicado en ex residencia de Francisco Obregón por el Paseo Náinari, convertido en una zona comercial minimalista importante de  Ciudad Obregón, como fueron la exposición de fotografía  histórica de Cajeme coleccionada por David Munguía y en el jardín-palmar del portal con arcos bajos de medio punto estilo neocolonial mexicano, el “Pabellón Turístico Semana Santa en Cócorit 2017”, -con el propósito de promocionar las bondades de los destinos, atractivos,   turísticos la gastronomía local y redimir zonas turísticas del municipio.- Anunciado pomposamente a docenas de empresas turísticas, patrocinadores, gobiernos, asociaciones civiles y demás que componen este sector comercial.

En su recorrido por la docena de mesas bajo carpas rojas de la CocaCola y poca asistencia del público cajemense después de la apertura oficial, observamos primero, la Casa de la Cultura Municipal sin el programa de Semana Santa al no haber sido entregado por la editorial; un pequeña mesa con bisutería hecha por Antonio Ortega Vergara; la pintura de una mujer danzante venado yaqui con atuendo sensual, sin valor artístico y repudiada porque en la Ley Yaqui no permite a sus mujeres bailarla y en Cajeme se está corrompiendo sin que los yaquis reclamen su derecho de autor a esta tradicional danza que cualquier yori la baila.

Seguidos por el negocio de Pony-Cycles de la plaza Zaragoza y las empresas eco turísticas locales por la carretera a Rosario Tesopaco: Río Piedra Campestre con parque acuático, mirador escénico en del Dique 10 y la  EcoCamping Inn (Campamento Ecológico y Hostería, traducción libre)  tipo de rancho en encuentro con la naturaleza, safari sin especificar la fauna, parque para acampar, restaurante, paseos en carretas jaladas por burros y demás amenidades, a cargo de Aimeé Rendón Cardel.

El negocio “Julieta Arte Mexicano” con vestidos típicos mexicano del sur y algunas blusas bordadas yaquis; venta de libros por el Museo de Sonora en la Revolución; otra mesa vendiendo coyotas Doritas y la del Instituto de la Mujer mostrando bisutería, botellas decoradas, manualidades en Fomi y material periodístico reciclado.

El puesto de la asociación My World México (Mi mundo México) fomentando objetivos del desarrollo sustentable por Ariel Humberto Avilés Cantú; Recrearte, por María Antonieta Ruiz Félix, mostrando artesanías de porta llaves, llaveros, tazas, juegos de Memorama, cuadros con dibujos naïf de la ciudad y de Cócorit, blusas bordadas por mujeres de Vícam Estación, pan y coyotas Don Mario como típica cocoreña. Adjunto a otra exhibiendo bolsitas con carne cecina, salsa Valentina y coyotas Doritas y cuatro estudiantes de la carrera de Administración de Empresas Turísticas del Instituto Tecnológico de Sonora instruían sobre el proyecto escolar “Corredores Turísticos”.

Magnífico Planisferio Celeste me regaló la amable gerente del Planetario de Cajeme, María Flores Chong, porque me gusta ubicarme en el Universo por medio de la Constelación de Orión.

Junto a la Oficina de Convenciones y Visitantes, atendida por Aratzmi López Zapien, promoviendo artesanía local de figuras en palo fierro de los seris o concáac, chiltepines, bacanora de Tesopaco, coricos, coyotas Moza, calendario del urólogo Carlos Cota, postales de la tribu Yaqui por la empresa Yoemía y el panfleto “Tour de los Espartanos de América, Nación Yaqui” recorriendo iglesias y ruinas militares de los Ocho Pueblos, la mega estatua del Danzante Venado en el parador turístico Loma de Guamúchil (que los lideres etno oficialistas desprecian cuando les faltan espacios para vender sus pocos productos artesanales propios).

Concluyéndose con la mesa de Tecnología de la Información y Comunicación; la Secretaria de Desarrollo Municipal a cargo de Yarely Valenzuela y Sandra Villaseñor de la Comisión de Fomento al Turismo y el marco musical versátil por el dueto Marcos y Yarel de la Universidad Tecnológica Sur de Sonora y La Tuna del Instituto Tecnológico de Sonora.

¡Oh, decepción! Por lo expuesto en él se puede deducir que nada tenemos que hacer en el competitivo mundo del turismo regional, nacional y estadounidense al estar fuera del mercado a pesar de la fomento por la  Oficina de Convenciones y Visitantes, la Secretaría de Desarrollo Económico, el gobierno de la gobernadora Claudia Pavlovich y del alcalde Faustino Félix.

Como pueden ver, estamos en pañales en materia turística porque ¿Quien en su sano juicio gastará miles de dólares para venir a Cócorit o la región desde los Estados Unidos,  Canadá y sur de México para conocer y saborear la oferta ofrecida en este pabellón? Muy pocos, según estadísticas oficiales-

Se plantea y es un hecho lamentable la errónea decisión de  remodelar la plaza Ignacio Zaragoza con trazo de plaza colonial Novo hispana y republicano de la ex colonia agrícola del porfiriato en un parque lineal que se han homologado en la ciudad y  destruir el plantel escolar Cámara Junior para auditorio con exhibición de la cultura mestiza obregonense y en el estrado bailes gruperos.

La cultura nativa cocoreña nadie la conoce y desapareceran reminiscencias del porfiriato practicada  por los niños cada año de graduación. El cocoreño no tiene vocación de servir al turismo y ni está capacitado por estar dedicado al negocio agropecuario mejor remunerado y de su agrado.

Por alguna razón el turismo en el municipio, de Cócorit y de la ciudad no despega  por más costosos proyectos de planificación turística regional nada baratos, realizados por firmas de arquitectos fuereños, que prácticamente se puede ubicar dos zonificaciones: Una, en la margen del río Yaqui, seco desde 1976 a pesar de la norma ecológica obligando un mínimo caudal de agua rodante. Y la otra, la costa del golfo de California.

Ya se han realizado los proyectos de Corredor Cócorit-Esperanza-presa El Oviachic, el más visitado por el turismo clase media y baja de Semana Santa y fines de semana laboral regional por no contar con capital extra para vacacionar en San Carlos, ir de compras a Tucson o practicar la ludopatía  terapia en Las Vegas.

El Plan de Desarrollo Turístico Municipal de Cajeme, Cócorit Pueblo Mágico de México, rechazado y el programa cancelado y Cócorit Centro Histórico sin fructificar en los trienios de Manolo Barro, Rogelio Díaz Brown y el actual de Faustino Félix.

Aunados al programa Tesoros de Sonora por  los Comisión de Fomento al Turismo estatal, supuesta promotora de la remodelación y destrucción del patrimonio cultural de Cócorit, que si bien no ha sido catalogado, es debido a la falta de interés político de los últimos cinco alcaldes. Tal y como se hizo en la ex plaza Morelos convertida en Plaza Cívica Álvaro Obregón sin gente en sus sitios de esparcimiento.

2 jardin museo

En los jardines del Museo Sonora en la Revolución.

Foto1,QC1193, pabellon

Entrada al Pabellón Turístico  Semana Santa en Cócorit  desde Julieta Arte Mexicano.

Foto2,QC1193, promotras

Recrearte y demás mesas de exhibición artesanías y coyotas.

5 itson

Estudiante de Turismo en el ITSON.

6, OCV

Oficina de Convenciones y Visitantes de Obegrón.

7, Ecoturismo

Eco Camping Inn (Campamento Ecológico y Hostería).

8, edecanes

Vocalista Yarel, Priscila Valenzuela, directora MUSOR y  Yarely Valenzuela y Sandra Villaseñor.

9, dueto Marco y Yarel

Dueto Marcos y Yarel de la Universidad Tecnológica Sur de Sonora.

10 Tuna ITSON

La Tuna del Instituto Tecnológico de Sonora.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor SEP-509989-78 del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Se prohíbe la reproducción de este artículo y fotografías. Se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte en el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989-78 of his holder Arch. Francisco Sánchez López. Reproduction of this article and photography is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement, El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual: www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014. Facebook: Francisco Sanchez; T: @archfcosanchez