Por las Calles del Pueblo de Ráhum, Río Yaqui, Sonora.

Fue todo un placer caminar con la cámara en ristre por las calles de este pueblo irradiante de historia prehispánica, misional jesuita y franciscana, pueblo en levantado en armas contra el México independiente y de la República de Benito Juárez, logrando su autonomía en la época de los Ocho Pueblos Tradicionales de Cajeme, las colonias agrícolas del porfiriato, y pretendido pueblo ejidal campesino rural hasta nuestros días.

Su historia es trágica porque en 1770 las torrenciales lluvias provocaron que las aguas broncas  del río Yaqui cambiara su curso antiguo que desembocaba en el estero Las Tortugas para abrir uno nuevo desde la Misión de la Santísima Trinidad de Pótam, conocido como el cauce muerto # 2 en planos hidrológicos.

La inundación causada en la planicie costera dejó a los pueblos de toda la región en estado de destrucción de iglesias y casas habitación y sementeras de cultivo, sin embargo, al ser abandonado por falta de agua para riego y consumo humano la mayoría de la población emigró a Pótam, Vícam y Tórim. A parte de la persecución que se hacia de ellos por el ejercito y las guardias rurales y nacionales del estado de Sonora para quitarles las tierras cultivables en la margen izquierda del río y colonizarlas para la agricultura y nuevos asentamientos poblacionales formados por yoris extranjeros o mexicanos, los famosos y odiados “Yoris”.

Tuvo su gran auje en tiempos en que fue administrada por el fraile franciscano Francisco Joaquín Valdés quien reconstruyó las iglesias y viviendas introdujo el taller artesanal e industria textil, agricultura y ganadería entre 1769 a 1796.

Su trazo urbano irregular en forma orgánica es típico de los asentamientos donde los yaquis hacen tribu en los barrios de ciudades y en sus comunidades, al centro y el espacio más principal recae en el Conti, compuesto por la iglesia de Corpus Christi, la Comunila u oficina de las autoridades tradicionales, el ramadón de asambleas y visitas de funcionarios gubernamentales de las tres instancias, la cocina comunal para el preparado y servicio de platillos propios, las ramadas ceremoniales de los Rojos y Azules de San Juan Bautista, de la Pajkola donde se baila la danza del venado, amenazada de ser patrimonializada para la UNESCO y las de la autoridad Chapayeca en la Semana Santa que culmina el Domingo de Ramos.

Sus lotes están delimitados por las hermosas perches o bardas manufacturadas con carrizos colocados en forma vertical creando ritmo, armonía, composición, marices naturales por descomposición vegetal como símbolo de la “Belleza de la Pobreza extrema que gozan cada años los descendientes del jefe de armas Joseé María Sibáalaume y sus 500 guerreros que lo repoblaron a partir del Maderismo y con Adolfo de la Huerta entre 1911 a 1926. Doce años después el último jefe rebelde en defensa de su tierra Jesús “El Rajú” fue vilmente asesinado en las faldas de la sierra de El Bacatete, frente a Vícam Estación.

“La Belleza de la pobreza” se mira por doquier al transitar por el camino pavimentado a Huirivis, por las brechas peatonales desde el Conti a la periferia rodeada por canal de irrigación, campos agrícolas y la maravillosa Juya Anía silvestre de la majestuosa planicie costera del Desierto de Sonora y el Golfo de California. Mejor dejemos que las imágenes hablen por sí mismas.

1 paisaje

Paisaje hermoso  brindado por la vegetación del pueblo.

2 entrada Conti

Entrada al Conti por el camino a Huírivis.

3 agua encharcada

Charca con agua de lluvia y fuga del tinaco en el Conti.

4 por la iglesia

Rumbo a la iglesia de Corpus Christi.

5 rumbo a la Guardia

Camino a la Guardia.

6 la guarida6,

Frente a la Guardia Tradicional.

7

Perch2 y roca de molino bajo sombra de árbol.

8 ramada

En esta tierra mojada estuvo el antiguo cuartel militar porfirista

9 por donde estuvo cuartel

Donde una vez estuvo el cuartel militar yori.

11 barde perche

Perche delimitando predio.

14 perche por el Conti

Formidable perche artesanal.

13

La belleza de la pobreza.

12

Barda perche derruida.

1013,

Casa mexicana en baldío.

16 la modernidad

La modernidad, camino Pótam-Huirivis, acueducto, nuevas bardas metálicas.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP-509989/78. Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Material protected by copyright SEP-509989/78 of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction in whole or part of this article and photos for profit is required a written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of Magical Realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection. Cultural Journalist in art chronicles and critics for the Cultural Affairs supplement of El Diario del Yaqui newspaper in Ciudad Obregon, Sonora.

Revista Virtual: www.arkisanchez.wordpress.com, Inscrita en la Red de Revistas Electrónicas de Arte y Cultura de CONACULTA en 2014.Facebook: Francisco Sanchez

 

 

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s