Month: December 2014

¡La Futura Región Metropolitana “Roger” de Cajeme!

Estimados bloggers: Saludos cordiales y mis mejores parabienes para este año 2015 que celebraremos el desembarco naval de los Estados Unidos al Valle del Yaqui en la Primera Guerra Mundial para proteger y rescatar a sus conciudadanos de los ataques yaquis a sus campo agrícolas.

Hace unos meses estaba diseñando una lujosa residencia de playa en mi Atelier de Arquitectura Neocolonial para prestigiado político sonorense, cuando Tari, mi hermosa asistente anglosajona rubia y de ojos azules, me anunció que la video conferencia con el alcalde Rogelio Díaz Brown lista estaba para acordar una entrevista de negocios en su oficina particular del palacio municipal.

Al día siguiente frente a su fino escritorio de madera, refirió el alcalde: –Deseo contratar sus servicios profesionales para planificar la región Metropolitana del municipio de Cajeme; propuestas pare el re diseño urbano de Ciudad Obregón con una arquitectura futurista sustentable con valor estético–.

Después de ser interrumpidos por un mensaje en su I pod, agregó:  –Toda esta planificación  y arquitectura que sean contemplados  bajo los preceptos de una urbe emprendedora e incubadora de marca global, empresarial, inteligente, humanista, feliz, adaptable e inclusiva para que el 5 por ciento de la población con discapacidad goce de ella, inclúyente para que los yaquis y mayos hermanos bailen con las reinas de clubes sociales en los bailes del trigo y año nuevo en el Club Campestre.–

–Que sea reflejante de nuestro cajemismo agro industrial y cultural por mi apuesta a este ramo y recobre la fama que tenia para que todo el mundo global hable bien de ella y sea mi legado a las generaciones en pobreza extrema porque son muchos los que tocan la puerta de mi oficina solicitando ayuda económica–. Concluyó.

Después de acordar honorarios profesionales, convenimos la entrega de los proyectos ejecutivos en planos dibujados en AutoCad el día de hoy durante una reunión extraordinaria de Cabildo en el parque paleontológico de Quetchehueca.

Las propuestas urbanísticas consistieron en la zonificación de la región y edificación de una mega ciudad integral de fisionomía lineal vertical verde a lo largo y ancho de la calle 5 de Febrero, prolongándola desde el poblado de Cumuripa al norte, hasta el centro turístico  y marina de la bahía del Siaric al sur, delimitada como bastión  de la oposición acuática por los canales Bajo, Alto y arroyo Cocoreque al oeste y este, respectivamente.

Transformándola en vía de alta movilidad de seis carriles de alta velocidad en ambos sentidos con banqueta peatonal, bicicletas y un camellón central para replantar la vegetación endémica talada en las 1500 hectáreas al norte de Pótam sin manifiesto del impacto socio-ambiental-antropológico. Paralela a ella, un tren elevado y rápido para el turismo social regional construido por empresa china de la región de Catón.

La región Metropolitana se zonificó de acuerdo a su tasa poblacional, actividad económica, nivel cultural y medio ambiente, concluyéndose en tres zonas primordiales o polígonos urbanos de la ONU-Hábitat para ciudades de cien mil habitantes.

La zona o polígono norte, comprendida desde el cauce seco del río Yaqui convertido en parque verde lineal desde  el Parador Turístico Yaqui de la Loma de Guamúchil-Cócorit-Esperanza-El Pueblito y  Hornos, hasta la nueva ciudad integral de Cumuripa provista con un centro de negocios agropecuarios,  museo costumbrista y colonias con Eco casas baratas. En la vecindad de Estación Corral se proveyó la construcción de fabricas alemanas para producir combustóleo con aceite de resino y  una marina todo incluido para 100 yates y varios fraccionamientos residenciales y de casas “Verdes” en toda la periferia de la presa El Oviáchic.

La zona central compuesta por la ciudad integral de Providencia-El Portón-San José de Bácum con fábricas de fertilizantes orgánicos para el turismo agrícola en campos de cultivo, y la ciudad de Pueblo Yaqui para invernaderos orgánicos y ecoturismo artístico por el paisaje con la mejor iluminación del valle y costa.

En el polígono sur se diseñaron las ciudades integrales de Quetchehueca  con maquiladoras aeroespaciales para la NASA; Tobarito, para la fabricación de aviones drones para la fuerza aérea norteamericana y fumigadores de agroquímicos;  un hospital de 500 camas y 5 quirófanos para la cura de cáncer y fiebre del Valle del Yaqui frente a la ciudad Marte R. Gómez, y la Ciudad Turística Recreativa de la bahía del Siaric, en el sitio donde se cumplió la profecía de la Santa de Cabora pronosticando el divisionismo socio político de Sonora con el varamiento de una ballena azul, diseñado en una mega plaza de entretenimiento cultural decorada con los bustos de los novilleros de Cajeme, un malecón de esparcimiento y culinario, centro artesanal y playas públicas equipadas con parasoles e Internet gratis.

De la calle 1400 a la nueva carretera costera se planificó un enorme cuadrante para la “Agricultura del mar” del ingeniero Salomón Sitten y un corredor de industrias eólica, solar, calorífica, oleaje, nuclear y bio combustible de hortalizas y granos para proveer de energía barata a las nuevas ciudades integrales con comunidades empaticas con la cultura global.

Para el Paredón Colorado se proyectó una marina-malecón con faro de una milla de altura para 500 yates de pesca deportiva y catamaranes para la  observancia de cetáceos. En las proximidades, una fabrica proveedora de exquisita comida sonorense a las compañías de cruceros  navegando el golfo de California.

Frente a la isla Huivulai se planificó una zona hotelera tipo “Globo Verde” (Green Globe) con centro de convenciones y una serie de cotos privados residenciales y fraccionamientos con casas verticales de 25 niveles cada uno con vistas al mar y azoteas verde endémicas, para su conurbación costera con las populares playas Guadalupe y San José del turismo de Semana Santa, separados por una plaza monumental conmemorativa del desembarco de la Armada norteamericana para el rescate de los colonos extranjeros atacados por los yaquis rebeldes en 1915.

Para ciudad Obregón se proyectó la recreación del antiguo barrio Chino para entrar a la economía más prolífera del mundo; un proceso de aburguesamiento del primer fundo legal de 1925 en base al rescate de la zona agroindustrial histórica para teatros, galerías de arte, museos de la ciudad, antros y tianguis de gastronomía local, junto al proyecto de reconstrucción del patrimonio arquitectónico,  urbanístico y obra mural con valores históricos y estéticos.

Toda la futura arquitectura se edificará con diseños exclusivos en base a plantas octagonales barrocas  funcionales con conceptos bioclimáticos, volumetría de poliedros curvilíneos inclinados con cubiertas domóticas, medias esferas y formas en espiral de 50 a 100 pisos de altura  al estilo neo colonial sonorense de las misiones jesuitas diseñada por el arquitecto Francisco Sánchez López.

En la esquina con la avenida Náinari, se concentrará  el mega centro de financiamiento inmobiliario de 250 metros de altura para comercializar  plantas industriales, predios, solares, edificios y viviendas financiadas con las reinversión de las utilidades agropecuarias y acuícolas del Valle del Yaqui, que ustedes inocentes palomitas podrán adquirir con crédito a la palabra e hipotecas verdes y se dejaron engañar esta fecha 28 de diciembre, Día de los Santos Inocentes, con tanta maravilla utópica urbanística y arquitectónica de nuestra ciudad antagónica, discriminadora y apática. Tradición periodística de su Diario del Yaqui. ¡Ja, ja, ja!

Francisco Sánchez López

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction s in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of magical realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection, cultural Journalist in art chronicles and  critic s for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

E-mail: artecajeme@yahoo.com, Facebook: Francisco Sanchez;Twitter: archfcosanchez.

Blogs:, www.artecajemeart.blogster.com;www.arkisanchez.wordpress.comwww.sanchezarchitecture.blogster.comwww.arkisanchez.blogdiario.com

Advertisements

¡Remembranzas Navideñas en el Cajeme de Ayer!

Noches previas a esta celebración católica, un grupo de mozalbetes de la calle Durango ligados a la capilla de Guadalupe, como acólitos o  cantando en el coro se reunían en la esquina de la calle Galeana a partir del once de diciembre para ver pasar los carros alegóricos con hermosas muchachitas escenificando a las vírgenes litúrgicas  y demás imaginería de la tradicional peregrinación de la Virgen de Guadalupe.

La chamacada  de la década de los años ’60  seguían ritual barrial sin violencia ni anarquismo para matar el tiempo fumando cigarros del Prado o Fiesta, catar alguna bebida con alcohol sustraído del bar familiar, buscar novia con las damitas de las cuadras circunvecinas  y con la venta del periódico El Diario del Yaqui comprar exquisito ponche o champurrado con sabrosos churros de harina en la famosa churrería de José María Carmona establecida en  1957 o 1958.

Durante estas vacaciones decembrinas hoy denominadas Fiestas Lupe-Reyes en el Distrito Federal, se gozaban las tradicionales posadas como la afamada de la Mueblería Apodaca precedida por don Jesús Apodaca y esposa Dolores Lizárraga de Apodaca o se ventaneaba en las del Club Olímpico de Cajeme.

El día del 24 de diciembre se llenaba de algarabía familiar para celebrar la Navidad en  la vieja casa de origen alemán construida con techo de terrado por los abuelos maternos don Pancho López y doña Luz Fraijo del pueblo de Mocorito, Sinaloa, e inmigrados a Cajeme en 1927 para residir en un chiname del Plano Oriente y posteriormente  en el popular barrio de la Capilla de Guadalupe, el más famoso de la ciudad por su gente.

Se iniciaba con el ritual gastronómico de emborrachar con tequila al guajolote residente del patio trasero para suavizar su carne,  degollarlo con filoso cuchillo, desangrarlo y desplumarlo para su  preparación con receta particular y hornearlo en popular panadería del centro.

La noche del 24, después de la Misa de Gallo en la capilla de Guadalupe y cierre de la tienda de ropa de don Cheto Sánchez Jiménez en el mercado municipal, las damas de las familias servían los suculentos platos con sabroso pavo al horno con relleno de carne de res molida, que ya quisieran degustar los norteamericanos en su Día de Gracias, a cada uno de los comensales turnados por edades en la mesa redonda de la sala-comedor típico de la arquitectura cajemense de los años ’30, complementándola con tamales y buñuelos con jarabe de fruta y terminar con la llegada de Santa Claus con juguetes para la niñez, intercambio de regalos, abrazos, felicitaciones, buenos deseos.

En la madrugada seguía la fiesta con las amistades que coincidían para bailar con música grabada en discos de 33 RPM, durante aquellas noches pretéritas de ensueño: Sergio Buenrostro, Ismael Valle, Pepe Maldonado, Alfonso Covarrubias, los Jaime, los Urías, los Flores, los García Gaxiola, “el Chato” y Benjamín del coro entre otros más.

Con el paso del tiempo todos crecieron y se dispersaron a otros ambientes, donde arribaron aquellas hermosas y fantásticas noches playeras observando la constelación de Orión e imaginando la  belleza de la Vía Láctea; en la lejanía, los aullidos de lobos marinos interrumpían el silencio de la luna nueva  iluminada por una fogata  de cazador con leña silvestre calentando carne seca de res con ajo y orégano; una botella de vino barata enfriándose en vaivén de las olas en marea baja, para luego degustar atípica cena con tu mujer anglosajona, ojos azules y de rubia cabellera tan hermosa como un ensueño, acampando en la playas de Rincón de Guayabitos por Puerto Vallarta, Las Coloraditas  en San Carlos  o en de los Médanos  de Cabo San Lucas.

Han sido estas noches decembrinas las más memorables de las décadas pretéritas durante los años de la adolescencia, de la juventud universitaria y  como profesional de la Arquitectura. ¡Feliz Navidad! A todos ustedes donde quiera que se encuentren en soledad o acompañados por la familia.

Foto 1, familia

Hermoso decorado en casa de los esposos Heriberto Acosta Reyes y Liliana Reyes e hija Lizeth Abigahil, por el Paseo Miravalle.

Foto 2, yajaira

Una muy Feliz Navidad les desea la edecán Yajaira Serna Pérez.

Fotografía por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction s in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of magical realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection, cultural Journalist in art chronicles and  critic s for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

E-mail: artecajeme@yahoo.com, Facebook: Francisco Sanchez; Twitter: archfcosanchez.

Blogs:, www.artecajemeart.blogster.com; www.arkisanchez.wordpress.com; www.sanchezarchitecture.blogster.com; www.arkisanchez.blogdiario.com

Crónica y Critica a la Ruta de Arte del XI Festival Tetabiakte

Los días decembrinos previos a las posadas paganas  estuvieron ideales para la observancia de la XI Ruta de Arte iniciada en el año 2003 por la asociación civil Cajeme 2020 como complemento del Festival de la Cultura y las Artes Tetabiakte.

Según se pudo informar, fueron varias docenas de creadores locales  que respondieron la convocatoria abierta en redes sociales por la Dirección de Cultura Municipal. Se contrataron a tres curadores profesionales de la Ciudad de México para integrar las curadurías de las diez exposiciones individuales y cuatro colectivas con obras de 25 pintoras (es): –Que cumplieron las normas mínimas de calidad pictórica–, según el director de cultura.

Se recorrió la ruta iniciándola con la exposición: Estoy Viva… ¡Y Tengo Miedo!, de Carmen Leticia Esquer Pablos en la Komunila; Tres Tiempos, por  Gladis Félix en el restaurante La Tintorería; Nuevos Tiempos, de Silvia Artemisa Ronquillo de R. Bours en el edificio Baidón; De Tripas Corazón, por Vlaztardo (Blas López) en el Hotel Wyndham; Deidades, por Rosalía Martínez en el Hotel Quality Inn; Rosa Jamaica, de Claudia Encinas Calles en el Salón Mr. Steak y Sueños de Ayer, por Ebeth Roldán Pérez en el local DLS.

Cotidianidad y Fantasía, de  María Guadalupe y Rafael Vázquez Escalona en la Casa de la Cultura; Ruta del Vino, por Ana Paula Elías, Claudia Encinas y Marcela Mexía en La Hacienda El Rosario y  Encuentros Súbitos, por Dora Luz Sarmiento, Graciela Galaz, Florencia Rúelas Holguín, Romina Becker (organizadora),  Ángel Luzanilla y Salvador Escalante en el Hotel Fiesta Inn.

Lamentablemente, no se asistió a las exposiciones Orbela, de Luis Hinojosa en Desert Robot; la de Julio Cesar Belmont en la Salamanquesa; Cartografía, de Rosa Isabel Vázquez Rascón en el Museo de los Yaquis y Encuentros por Carmina Alcalá, Hilda Ramos, Kiki Parada y María Mercedes Pérez Pliego en la Casona de Cócorit.

Para la crítica de arte, las pinturas que conjugaron el valor artístico con el valor estético ennobleciendo el espíritu contemplativo del espectador, son sin duda alguna: Anhelos, la más hermosa por su estupenda figura japonesa con aurea de elegancia, belleza y composición, Almost Chakemate, Sentimientos y Life, de la magnífica artista plástica Ebeth Roldán Pérez: ¡Qué hermosura de pinturas!

Así mismo, de Gladis Félix: Desnudez, Poli y Diálogos; la bailarina desnuda de colores ocres y cafés arrinconada sin ficha técnica y Baile en Azul, de María Guadalupe Vázquez Escalona; Tarahumara, Amanecer y Atardecer, por Rafael Vázquez Escalona; En la Espera de ti sin mí, por Graciela Galaz; Como una Ola, Ante ti me desnudé el alma y Sola imaginando que estas a mi lado, de Carmen Leticia Esquer Pablos; Me Encontraré, y Dentro muy Adentro, por Dora Luz Sarmiento; Evidencia de una búsqueda abriendo ventanas, de Ángel Luzanilla;  Pies en la tierra y la de la figura con manos cubriéndose el rostro de matices amarillas por Vlaztardo; Chapayecas, Conciencia recta, Octubre y Mi para valiente que se peina la trenza como sirena, de Artemisa  Ronquillo de Bours;  Añoranza, de Ana Paula Elías pintada en una botella y El momento en que dijo todo por pensarte  y el primero del díptico Auto retrato en la gran manzana, por Claudia Encinas Calles.

De las 165 obras expuestas por 18 creadores, sólo 28 de ellas se expresó una verdadera belleza que ilustra al espíritu: 43 fueron agradables a la vista y el 55 por ciento restante carecieron de todo valor. Por su magnífica plástica se puede concluir que las diez mejores artistas del Arte Cajemense recaen en Ebeth Rendón, ¡Lo máximo!; Gladis Félix, María Guadalupe Vázquez Escalona, Leticia Esquer Pablos, Rafael Vázquez Escalona, Dora Luz Sarmiento, Graciela Galaz, Artemisa Ronquillo de Bours, Vlaztardo y Claudia Encinas Calles.

Infortunadamente se exhibió un arte de los años ´50, en las  tendencias realismo, figurativo, figurativo abstracto, expresionismo, abstracción, fauvista, post impresionismo, naíf, kitsch e híper realismo conservador pintadas al óleo, acrílico y mixtas. Es criticable la falta de dibujo académico en la mayoría de las obras por las notables desfiguraciones y desproporciones de rostros y figuras femeninas, más plasticidad, belleza y fineza de trazo. Las museografías fueron simple montajes en inadecuados espacios comerciales. ¡Se exhibió más de lo mismo!

Foto 1, Anhelos

“Anhelos” de Ebeth Roldán Pérez, ¡La más hermosa de la Ruta de Arte!

Foto 2, poli

“Poli”, por Gladis Félix

foto 3 bailarina vazquez

“Bailarina” por María Guadalupe Vázquez Escalona

Foto 4, esquer.

“Como una ola” de Leticia Esquer Pablos.

Foto 5, tarahumara

“Tarahumara”, de Rafael Vázquez Escalona

Foto 6 Sarmiento

“Me encontraré”, de Dora Luz Sarmiento

Foto 7 Galaz

“En la espera de ti sin mí”,  por Graciela Galaz

Foto 8 Chapayecas

“Chapayecas” de Silvia Artemisa Ronquillo de Bours.

Foto 9 Vaztardo

Figura femenina por Vlaztardo (Blas López)

Foto 10, Encinas

“Auto retrato en la gran manzana”, Claudia Encinas Calles

Fotografía  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction s in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of magical realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection, cultural Journalist in art chronicles and  critic s for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

E-mail: artecajeme@yahoo.com, Facebook: Francisco Sanchez; Twitter: archfcosanchez.

Blogs:, www.artecajemeart.blogster.com; www.arkisanchez.wordpress.com; www.sanchezarchitecture.blogster.com; www.arkisanchez.blogdiario.com

Crónica y Crítica al XI Festival de las Artes y Cultura Tetabiakte

Iniciado en el año 2003 por una propuesta ciudadana como –foro cultural para actividades que reflejasen el espíritu artístico de la sociedad cajemense–, y conmemorar el Aniversario del Municipio de Cajeme, por la asociación civil Cultura de Cajeme 2020 presidida por el ingeniero Guillermo Pineda, tuvo su auge en los años siguientes hasta esfumarse del calendario festivo por tres años consecutivos y ser incrustado en el Festival Otoño Cultural de Cócorit como resultado de las pésimas organizaciones entre 2006-2008.

En el 2009, fue rescatado y elevada su calidad artística y cultural por la Dirección de Cultura de Cajeme a cargo de Trinidad Ruiz logrando instituirlo como  el Festival Oficial del Aniversario del Municipio de Cajeme por  acta # 41 de Cabildo el 28 de marzo de 2011.

El formato original estuvo compuesto por un desfile inaugural y los escenarios: Cajeme Joven, para grupos musicales; el Teatral, para escenografías de obras; el Tetabukito, para promoción de las artes escénicas populares; el Principal, para espectáculos de talla estatal, nacional e internacional; el Pabellón Cultural, para las Bellas Artes y artesanías regionales junto al Pabellón de Comida Yaqui  montados  por la calle 5 de Febrero y la Plaza Cívica Álvaro Obregón.

Complementado con una Ruta de Arte con exposiciones de pintura por creadores regionales, la cultura nacional de CONACULTA, del Instituto Sonorense de Cultura, universidades, instituciones, academias y grupos locales en artes escénicas,  plásticas, promotoras yaquis y últimamente, la inclusión del ceremonial del  Cajemense Distinguido.

La versión XI del Tetabiakte sólo sostuvo el escenario principal para todas las actividades arriba citadas, iniciadas con el recital de música mexicana por la contralto Ana Caridad y el pianista Carlos Pecero, ambos concertistas del Instituto Nacional de Bellas Artes; los grupos de Hula Paradise con danzas polinesias dirigido por Laureano López Peraza y la maestra Angélica Rosas Salaz; la coreografía “Ave-Mujer”, por el ballet Andrágora de Danza Contemporánea de Carlos Corral; el ballet folclórico del CEBTIS-37 con su “Sonora Bronco”; el grupo Cócoba con ritmos y danzas africanas; la Academia Don´t Stop, de Marisol Larrazola Chairez y de break dance por Wilmill, de Fabián Angulo Contreras.

Magníficos conciertos presentaron el grupo de rock La Esfinge con Cristian Castro, Cubanoson con su música tropical  y el romanticismo de Guadalupe Pineda. Sin embargo, Juan Carlos Sánchez no prendió al público.

El aspecto cultural se limitó a cuatro conferencias de las cuales sólo se presenciaron: Patrimonio y Tecnología, por la psicóloga Alina Martínez Ceballos y Casas Ecológicas Como Alternativa de Vivienda, por alumnos de la Escuela de Arquitectura del ITESCA. La Ruta del Arte inició posterior al festival con 14 exposiciones en locales comerciales.

–Presidente: Cómprame una manzana–, solicitó un niño vendedor momentos antes de la ceremonia del Cajemense Distinguido, recayendo tal honor en Sanjaya Rajaram, y sus 400 especies de trigo; Irma Arana, por su cultura camp ejidal; el profesor José María Ruiz por sus docencia y Leticia Ochoa Mercado, por sus medallas obtenidas en diferentes juegos deportivos para discapacitados. Sorprendió el alcalde Rogelio Díaz Brown, al aludir: –Hemos trabajado para lograr madurez y se refleje en la cultura… Vivimos una crisis cultural–.

Para la crónica y crítica de arte periodística, este festival inició con una bochornosa puesta de escena del teatro de lo absurdo por la solista de ópera Ana Caridad al rehusarse subir al paupérrimo estrado, argumentando: –Es una majadería a los artistas de las Bellas Artes y al pueblo para darle algo bello: Fuimos contratados por Bellas Artes y CONACULTA para un recital musical con mariachi en teatro cerrado; después, con piano de cola en un auditorio al aire libre y sólo obtuvimos un  teclado eléctrico y este sitio indigno para los cantantes de las Bellas Artes–.

Entre dimes y diretes con la señora Irma Arana quien la contrató por de 80 mil pesos y la sub directora de la Dirección de Cultura disculpando a su titular, optaron por dar su concierto dedicado al cantante Luis Fernando Luna Garnero asesinado en la ciudad de Mérida, exclamando ella: –¡Los Mexicanos somos una porquería!… Preguntándole al escaso público: ¿Quien es el responsable de esto? Emeterio Ochoa Barzúa fue señalado como  culpable.

Las disputas intestinas y con CONACULTA por la Dirección de Cultura influyeron mucho en la mala organización de este festival, resultando ser burda caricatura de lo que fue en el pasado, no tuvo la “grandiosidad”  prometida por el alcalde Días Brown y lo echaron a perder al no respetar su formato; fallaron en la publicidad  y comunicación para con el público externo a las redes sociales. No hay transparencia del mismo ni se mostró nuestra cultura regional ante unas nueve mil personas que gozaron los seis conciertos, debido tal vez, a la inexperiencia de director de cultura y su sequito de colaboradoras. El mediocre Festival Becker no fue del agrado de  cajemense. Eso sí, prevaleció la impuntualidad típica del cajemense que una hora de atraso en los espectáculos es lo socialmente aceptado como parte de nuestra identidad.  ¡Ni modo!

Foto 1, Cajemense Distinguido.

Ceremonial del Cajemense Distinguido-2014.

Foto 2 Anna y Carlos

Contralto Ana Caridad y pianista Carlos Percero.

Foto 3, G. Pineda

Guadalupe Pineda en Concierto y sus románticas melodías.

Foto 4, Cristian

“La Esfinge” grupo de rock and roll con Cristian Castro.

Foto 5, Cubanoson

Cubanoson deleitando al público asistente.

Foto 6, Cocoba

Ritmos y danzas africanas por el grupo “Cocoba”.De lo mejor en las artes escénicas.

Foto 7, Hula paradise

Niñas Naomi Idaly Santillan Labrada y Osiris Carolina Aguilar Labradadel Ballet de danzas polinesias “Hula Paradise” y nietas del buen amigo José Ramón Labrada Cota del restaurante en el Travelodge

Foto 8, Andrágora.

Pie de foto 8: “Ave-Mujer”, por Andrágora Grupo de Danza Contemporánea.

9

No sé su nombre ni grupo pero me gusta mucho la fotografía.

Fotografía  por Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction s in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of magical realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection, cultural Journalist in art chronicles and  critic s for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

E-mail: artecajeme@yahoo.com, Facebook: Francisco Sanchez;Twitter: archfcosanchez.

Blogs:, www.artecajemeart.blogster.com;www.arkisanchez.wordpress.com;www.sanchezarchitecture.blogster.com; www.arkisanchez.blogdiario.com

¡Ignominioso Olvido del 14 de Diciembre de 1906 enCiudad Obregón!

Escondidos entre las cimas de lomeríos, mezquitales y monte, varios clanes de yaquis estaban estupefactos como estatuas inmóviles con rostros de dolor  semejante a la figura expresionista de “El Grito”, por Edvard Munch, al observar atónitos el avance de la construcción de la vía del ferrocarril por su territorio e  indicarles el brujo que las nefastas profecías de antaño sobre el dominio yori de la tribu se cumplirían por mandato divino.

Indignados y abrumados miraban como los yoris desmontaban los 70 metros del derecho de vía en su hábitat en los llanos de san Juanico; la colocación de los durmientes  de madera canadiense y rieles de fierro, el movimiento de  locomotoras de vapor con vagones de carga y oficina de los administradores estadounidenses de la compañía concesionada por el presidente Porfirio Díaz Mori en su afán por introducir el progreso y la paz entre la tribu Yaqui.

Procedían del Pueblo Nuevo de Guaymas y de las estaciones de Oroz, Vícam Switch, Lencho, Bácum, Corral, Cócorit Switch (Esperanza) continuando al sur hasta San Blas, Sinaloa, donde se empalmaría con el Ferrocarril  Topolobampo-Paso del Norte-Kansas City en Estados Unidos.

A la pequeña ranchería de la charca de “Nannawampo” (laguna del Náinarí) llegó a galope  un vigía yaqui anunciándoles que los yoris  habían arribado a un punto marcado con una cruz blanca para excavar el terreno,  construir un pozo para extracción de agua del subsuelo y hacían campamento con tiendas de lona para dormitorios, comedores y cocinas de chinos para casi un millar de trabajadores, ingenieros y administradores del Ferrocarril Sud Pacífico- México, en su coto de caza y recolección de frutos silvestres.

Con el arribo del pie del riel el 14 de diciembre de 1906, se fundó la Estación de Bandera Cajeme en el sitio donde está en actual tinaco mohoso en patios de la Compañía  Ferronales por lado del Plano de Oriente. Lugar histórico y patrimonio cultural de los cajemenses que pasó a ser propiedad privada por la venta del sistema ferroviario a esta empresa nacional.

108 años después, esta memorable fecha ha sido desapercibida por la actual administración municipal del alcalde Rogelio Díaz Brown, tal y como lo han hecho el resto de los otros 52 ex presidentes o consejos municipales que han gobernado al Municipio de Cajeme desde el 27 de noviembre de 1927, que este año se celebró con un pueril y frívolo Festival Tetabiakte.

¿Por qué se ha ignorado esta célebre fecha histórica en la vida comunitaria de las ciudades de Cajeme u Obregón?

No se quiere pensar que por ignorancia de las autoridades de educación, por los integrantes de los 53 Cabildos y propia sociedad que ha erradicado 21 años de desarrollo urbano reflejado en una arquitectura de madera ensamblada norteamericana, de muros de adobe y terrado estilo neoclásico en casas habitaciones, molinos arroceros, trigueros y almacenes para granos producidos por la sociedad agrícola de aquel Yaqui River Valley de los hermanos Richardson y su compañía fraccionadora.

El desconocimiento de estos parajes históricos de Cajeme ha propiciado la falta de identidad, de pertenencia al terruño de nacencia por los oriundos de la ciudad y migrantes de otras latitudes.

Los 53 alcaldes no han tenido la voluntad política para conservar los diseños urbanísticos  y la arquitectura histórica que embellecieron la otrora bella ciudad, que hoy sería, sin duda alguna, una de las urbes  más hermosas del noroeste de México.

Inclusive, ni el Congreso del Estado de Sonora ha asumido su responsabilidad social para legislar una verdadera Ley de Protección del Patrimonio Histórico, como la que se le presentó como propuesta ciudadana al diputado Abraham Montijo Cervantes que no fue considerada por las comisiones  legislativas en detrimento del patrimonio arquitectónico de los sonorenses.

El 14 de diciembre de 1906 no debe de olvidarse por su trascendencia  histórica por ser nuestro único origen como sociedad agrícola adoradora de la cultura camp y el dólar.

Moralmente estamos comprometidos en preservar la historia de quienes nos legaron los espacios urbanos y la arquitectura hoy destruida o abandonada en ignominioso olvido. En lo particular, esta fecha nunca  se relegará.

Foto 1, Tinaco FFCC

Tinaco de la estación de Ferronales patrimonio histórico de Cajeme.

Foto 2, casa Servin de la mora

Histórica caseta del Ferrocarril Sud Pacífico-México aún en pie.

Fotografía  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction s in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, Photographer, Artist of magical realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection, cultural Journalist in art chronicles and  critic s for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

E-mail: artecajeme@yahoo.com, Facebook: Francisco Sanchez; Twitter: archfcosanchez.

Blogs:, www.artecajemeart.blogster.com; www.arkisanchez.wordpress.com; www.sanchezarchitecture.blogster.com; www.arkisanchez.blogdiario.com

“Retrospectiva”, de Elsa Cacho en la Casona de Cócorit.

Todo un evento artístico-cultural fueron las exposiciones “Retrospectiva” de la artista cajemense Elsa María Cacho Gómez y la colectiva de 23 pinturas hechas por 21 alumnos de la Academia de Arte Elsa Cacho, en las salas de exhibición situada en las plantas baja y alta de la Casona de Cócorit, durante  una noche otoñal fría  propicia para la apreciación artística en el antiguo ambiente de esta centenaria casona estilo neoclásico de la aristocracia porfirista.

Fue grato regresar a la otrora galería de arte del Ingeniero Héctor Duron Morales, gran pintor expresionista y último recinto del famoso escritor de los “Versos Eróticos”, Rodolfo Duron Morales ambos en el infame olvido colectivo por la cruel sociedad, gobierno municipal y grupos de artistas plásticos de la localidad.

La ceremonia de inauguración fue con la lectura de las semblanzas de esta artista sonorense, primera en exponer obras al estilo batik en el Centro Cultural Cabañas en la ciudad de Guadalajara.  El corte del listón fue por la comunicadora Gabriela Nieblas con corto mensaje, continuándose con la entrega de reconocimientos de participación a los 21 alumnos expositores y las fotos del recuerdo  con ella ante el entusiasmo de sus familiares.

La “Retrospectiva” con 24 pinturas de esta exitosa pintora fue con el propósito de celebrar el XXIX Aniversario  de creatividad plástica en esta difícil y extenuante profesión y más de una década de enseñar  dibujo, pintura y grabado a la niñez y juventud de Cajeme. Cubriendo un necesario espacio cultural faltante en la plástica del arte hecho en Sonora.

En el zaguán de la entrada platiqué con la expositora recordando pasadas exposiciones de éxito por ser la única en la ciudad en vender el 60 por ciento de sus obras en menos de tres horas, y preguntarle: –¿Qué piensa usted de sus obras aquí expuestas?

–Es una trayectoria de obras pintadas desde 1995 al 2014 como estas nuevas cuatro pinturas y aquellas dos… Siento que son otras pinceladas… Se lo dejo al criterio de público… No puedo hablar de mi obra, lo siento–. Así que opté por dejarla gozar de la cordialidad de su público e invitados.

Para la crítica de arte que estipula que toda obra debe de equilibrar el valor artístico con el valor estético, de lo contrario son pinturas sobre bastidor, las obras más bellas de la pintora Cacho son: Lo Nuestro, hermoso paisaje desértico al atardecer; Armonía, al estilo figurativo; el floral, Complemento; Sueños,  abstracción figurativa de hermoso colorido morado; Creciendo juntas, En tu presencia, Gozo, gran paisaje de espigas; 3 generaciones y Trayectoria, tríptico de una mujer desnuda. A estas últimas les falta mejor dibujo de la figura humana femenina. De sus mejores creaciones tenemos el figurativo Transición y Reflexión.

Sin embargo,  la bella Carmina Puyou Duron apreció Gozo y Complemento, –por bonitos–, exclamó. A la estudiante Krisna Hernández Mercado le gustó Creciendo juntas de su maestra; a Trinidad Ruiz la motivaron Paraíso y Gozo y a   Antonio Mexía, Tu partida.

Con el mismo criterio anterior, las obras más bellas de la colectiva de alumnas de la citada academia, son: La abstracción Mujer en Yoga, de Verónica Chávez Torres; Iluminado camino, por Krisna Hernández Mercado (joven promesa en el arte cajemense si se dedica profesionalmente a pintar).  Por su valor artístico: Revolteo”, de María Cecilia Duron Palomares, una mariposa con flores, apreciada por Antonio Mexía; Noches de viento, por Mercedes Alicia Aldrete Godoy; Tarde de soledad, de Sandra María Pérez León; Noche encantada, de Martha Elizabeth Godoy Pelayo y Eterna Ilusión, de Sara Isabel Reyes López. Aceptables están: Caballo de Color, por Lucía Parada Gándara y El amor encontrará el camino (“Love will find a way”), de Daniela Ruy Sánchez Rodríguez.

¿Qué piensa usted de las obras pintadas por sus alumnas exponentes?, le inquirí a la maestra Cacho: –Estoy muy orgullosa de ellas, por el tiempo dedicado a pintar–. Contestó con sinceridad reflejada en su mirada.

Elsa Cacho es sin duda una de las artistas con más trayectoria en la plástica sonorense debido a su estilo propia de pintar y expresar sentimientos de belleza de su interior para compartirlos con el espectador o coleccionistas que son numerosos en la ciudad. Su academia es un centro de enseñanza exitoso porque en sus salas se están formando desde temprana edad las y los artistas del mañana en Cajeme. ¡Enhorabuena!

Foto 1, elsa y alumnas

Elsa Cacho acompañada de su alumnado. Fotografía por el arquitecto Francisco Sánchez López.

IMG_6450

Elsa Cacho y arquitecto Laura Sánchez Parra.

Foto 2, Carmina Poyou

Carmina  Puyou Duron apreciando:  Gozo y Complemento, de Elsa Cacho.

IMG_6421

Krisna  Hernández Mercado con su obra expuesta.

Fotografía  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería! Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora.

Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction s in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy! Architect, Photographer, Artist of magical realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection, cultural Journalist in art chronicles and  critic s for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

E-mail: artecajeme@yahoo.com, Facebook: Francisco Sanchez; Twitter: archfcosanchez.

Blogs:, www.artecajemeart.blogster.com; www.arkisanchez.wordpress.com; www.sanchezarchitecture.blogster.com; www.arkisanchez.blogdiario.com

XV Festival Otoño Cultural Cócorit: ¡Que Siga la Fiesta! 

Exitosa celebración tuvo la versión XV del Festival Otoño Cultural Cócorit por su entretenimiento cultural y económico iniciado con un bullicioso y rítmico desfile de tres batucadas recorriendo por las calles de los barrios La Bomba, La Calavera y El Zapatito, ripiados de historia del porfiriato y moderna, hasta converger en la plaza Ignacio Zaragoza del Pueblo Nuevo de Cócorit  fundado en 1890 por el general Ángel García Peña.

Con el lema “Animación en armonía de las culturas yori y yaqui que habitan el pueblo” y la exclamación: –¡Felicidades!, y sin más palabrería a todos los artistas participantes–, fue inaugurado por Becker García Flores en representación del alcalde Rogelio Díaz Brown, notándose su gran ausencia en este histórico festejo muy arraigado entre los cocoreños.

¡Un minuto de aplausos! Para honrar la memoria  de los maestros Pedro Luzanilla Corral (+) y Felipe de Jesús Castelo Ruiz (+) pronunció la  promotora Alma Alicia Álvarez Félix durante la sencilla ceremonia inaugural, agregando una corta historia de los 15 años del festejo instituido  por la Fundación Cócorit, A.C., su suspensión por dos años y retomado bajo la magnífica organización de Trinidad Ruiz Ruiz, coordinadora del Centro de Culturas Populares e Indígenas de Cajeme.

En un escenario de lujo comparado con el paupérrimo estrado del Festival Tetabiakte de Cajeme, dio inicio el modesto espectáculo con las puestas de escenas: “Dar es a todo dar”, dirigida por Carlos Valenzuela. — ¡Yuku, tráenos agua!–. Aludió la niñez interactuando en la obra  “Mateo y Yuku” del Colectivo. 3;

muy aplaudida fue la escenografía Aztlán montada por la Academia de Danza de Ciudad Obregón con bailarinas adolescentes danzando a la muerte indígena con vestuario azteca estilizado. Así mismo, el grupo MR Crew de  danza hip hop.

A carcajadas festejaron las ocurrencias cómicas del comediante Adolfo Ortega  y su Fito Show parodiando a Vicente Fernández sin abures groseros por respeto a la niñez. Amplio repertorio de música latinoamericana y mexicana presentaron el conjunto Aakame del Instituto Tecnológico de Sonora y el grupo Kenhany iniciándolo con la melodía “Yolanda” y concluyéndolo con el tradicional “Corrido de Cócorit”, himno alojado en el corazón del pueblo nativo cocoreño y  familias descendientes del pionerismo agrícola y sociedad porfirista.

El festival terminó con el magnífico concierto de la Orquesta del Chino Medina poniendo a bailar a parejas de la tercera edad remembrando melodías de ensueño de su pretérito ambiente social y con ritmos modernos a grupos de familias danzando bajo las frondosas ceibas, en las banquetas y calles del auditorio al aire libre hasta casi la media noche fría de otoño.

Fue complementado por la Ruta de Arte en galerías locales y alrededor del moderno kiosco se expuso variada obra artesanal de bisutería por el colectivo Tokti de Cajeme, retratos al carboncillo por el pintor Jaime Maldonado y toda clase de vendimia típica de feria donde se pudo catar sabroso champurrado, degustar exquisitos buñuelos con miel, tamarindos agridulces, tortillas sobaqueras de doña Oralia Barragán y burritos con machaca de pollo hechos  por damas de la asociación Cócorit Tradición y Cultura en hornilla de adobe con leña de mezquite aprovechando sus brazas para calentar el cuerpo.

El éxito del festival se debió a la nueva organización arriba citada  respaldadas por el comisario de Cócorit  Guillermo Espinosa Guillen  en conjunto de  una larga lista de asociaciones y empresas culturales de la comisaría ante el noble, educado y culto público de Cócorit que respetó las actuaciones y agradeció con calurosos aplausos a los artistas, quedando muy complacido por el retorno de su ya tradicional festival de otoño. Lamentablemente, no se vieron yaquis  arriba del estrado ni entre las 1500 personas que lo disfrutaron.

Foto 1, Doña Maria Felix

El rostro del Festival Otoño Cultural, doña María Félix de Alba disfrutando a sus 91 años de edad las seis horas de entretenimiento.

Foto 2, inauguracion Fest.

Inauguración oficial del festival por autoridades y empresarios culturales.

Foto 3, esposas homenajeados

María Teresa Guerrero Castro y Elsa María Rodríguez Hopkins esposas de los homenajeados.

Foto 4. Mateo y Juku

¡Yuku, tráenos agua! De la obra “Mateo y Yuku”  por el colectivo.3.

Foto 5, Danza aztlan Academia

Escenografía “Aztlán” montada por la Academia de Danza.

Foto 6, La Muerte danza

Representando la muerte indígena por bailarinas de la  Academia de Danza.

Foto 7 Kenhany

“El Corrido de Cócorit” interpretado por el grupo Kenhany.

Foto 8, Krisna

Krisna Hernández Mercado en la colectiva de la Academia de Arte Elsa Cacho en la Ruta del Arte de este festival.

Foto 9 parejas danzando

Parejas danzando al ritmo de la Orquesta del Chino Medina de Hermosillo.

IMG_6525

Joven bailarina de la Academia de Arte de Cajeme.

IMG_6534

“La Muerte” interpretada por la Academia de Arte de Cajeme.

IMG_6545

Grupo RM Crew de danza hip hop de Cajeme.

Fotografía  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería! Arquitecto, Fotógrafo, Artista del Arte del Realismo Mágico, Ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés,  Periodista Cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction s in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy! Architect, Photographer, Artist of magical realism art, Ecologist in the Sea of Cortes´ whales protection, cultural Journalist in art chronicles and  critic s for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

E-mail: artecajeme@yahoo.com, Facebook: Francisco Sanchez; Twitter: archfcosanchez.

Blogs:, www.artecajemeart.blogster.com; www.arkisanchez.wordpress.com; www.sanchezarchitecture.blogster.com; www.arkisanchez.blogdiario.com