Month: October 2013

El LXV Aniversario de un arquitecto de Cajeme.

El LXV Aniversario de un arquitecto de Cajeme.

Hoy deseo compartir la crónica de los festejos tipo costumbristas yoreme- tribu urbana obregonense llevados a cabos durante el cumpleaños número 65 el pasado mes de agosto y a 72 horas antes del Día de la Virgen María, con las pocas estimadas amistades y a los muchos detractores de mis narrativa periodísticas y crítica de arte publicadas en el Diario del Yaqui y en mis revistas virtuales de la Internet: “El gran cerebro mundial”.

El lugar fue bajo la sombra de inmensa ceiba florida con una gran instalación de la sierpe mitológica yaqui en el patio del Museo de los Yaquis de Cócorit Town, Pueblo Mágico de México rechazado por SECTUR por carecer de suficiente arquitectura histórica y cultura propia más allá de la Yaqui de la Loma de Guamúchil, por ser un pueblo porfirista que no  supo o no quiso conservar su originalidad y autenticidad. ¡Lástima! Pero ¡Caita Juja!

Inicialmente lo celebraría en compañía de mi querida y hermosa amiga que tengo en Scottsdale, Arizona, de la cual estoy enamorado desde el día en que la conocí al estar comprando ella una cámara Sony digital en famoso Mall y le sugerí mí exaltado deseo por pintarla como musa del desierto tipo curandera seri en alguna playa recóndita del mar de Cortés.

¡Se rió,  asumiendo un porte sensual,  mencionando: ”I´ll be enchanted!” (Me encantaría)

La fecha en que la invité a compartir este glorioso fin de semana largo, todo incluido, escribió en mis cuentas privadas de Facebook y Twitter: -¡Sí, cómo no! “Cisco”, estaré contigo-.

¡Fantástico!, contesté, para que me cantes con tu melodiosa voz: “Happy Birthday to you”… “Happy Birthday to you… Haappyyy Birthdaay to youu, my dear Cisco, Happy Birthday to you”. Tal y como lo cantó la artista Marilyn Monroe al presidente John F. Kennedy en la Casa Blanca.

El plan fue disfrutar de una tarde veraniega nadando y  buceando con snorkel en el arrecife de coral destruido, asoleándonos en las dunas de arena para un bronceado a la raza de cobre mexica o Hollywoodense en la playa de los Algodones cercana a las ruinas de la película norteamericana Catch-22 en San Carlos Village: “Pueblo Escénico Costero”, que celebra medio siglo de fundado.

Degustaríamos sabrosa comida gourmet callejera sonorense muy apreciada en su bella ciudad acompañada con champaña barata de California, ceviche de lisa, un pescado guachinango asado a las brazas estilo Puerto Vallarta y camarones azules (extintos de  la bahía de Guaymas pero que consigo con un capitán de barco camaronero), porque no me agradan los de granja acuícola ni los de bahía por su sabor a fango,  a mancha blanca y contaminados por desagües de aguas negras del puerto y agroquímicos del Valle del Yaqui vertidos en el mar.

Al atardecer,  deliciosa carne seca de res preparada con ajo, limón y orégano silvestre del Cañón Nacapule, salsa casera Herdez y tortillas energéticas de maíz importado  Maseca calentadas sobre piedra de fogata con leña de monte del cañón La Pirinola y de postre  pastel ilusión de tres leches.

Pero, después del “Independence Day” y antes de la invasión a Siria,  me comunicó de su imposibilidad por venir, debido a su inesperado viaje de placer a Cabo San Lucas con sus amigas y amigos de la Universidad de Arizona.

¡“Caita Juja”! (No hay pedo) ¡Buen Viaje!, le contesté, un poco consternado, enfadado y triste por el cambio de planes y frustradas ganas de extasiarme con su belleza en tanga negra, top less o desnuda posando para mí en las dunas de arena blanca.

Al fin de cuentas, ese día no pude viajar a la playa sancarleña porque los yaquis duales de Luna y Rojo ex Patycis  de Beltrones, “el Pelón” Rosas, Vizcarra, Plutarco Elías, Juan Leyva, el alcalde Díaz Brrown y demás fanáticos anti novillo bloquearon la carretera en Vícam Estación, pisoteando nuestros usos y costumbres yoris y garantías constitucionales de libre tránsito  por carreteras de Sonora como mexicanos que somos, debido a su lucha intestina en defensa del agua de los agricultores del Valle del Yaqui anti padrecistas.

Sin embargo, los yaquis duales o tradicionales no levanta su voz de protesta contra el acueducto Cócorit-Guaymas que llena las albercas “Infinitum” y jacuzzis en San Carlos y Miramar de los manifestantes yoris alimentadores del mundo;  dejaron secar su ancestral río causando un extraordinario, por deplorable,  ¡Ecocidio Mayor!

Realizado con la complacencia de la tribu perdiendo su relación espiritual y religiosa de antaño con la “Ania” o naturaleza y fauna endémica que se extinguió por falta de agua  para beber, a pesar de su protección por normas ecológicas nacionales y extranjeras, que tal parece, que entre tradicionalistas o dualistas, persiste el desinterés por su Hábitat, al no tener redituabilidad económica en el Future Market de Chicago por el rentismo de sus parcelas con derechos de agua y la fuerte extracción de arenas y gravas de su cauce. Lastimoso paisaje digno de ser pintado en el arte sonorense.

Como me sentí un prisionero de guerra porfirista en el cerro de Masocoba confinado en el sótano de la esclavista Estación Lencho, mejor opté por visitar el Pueblo Nuevo de Cócorit, en especial al Museo de los Yaquis para celebrar anónimamente y en soledad taciturna este memorable aniversario para la historia de la Arquitectura y el Arte, por carecer de amistades en la burocracia peñanietista, padrecisita,  diazbrownista, ni en la oligarquía cajemista  o en la alta burguesía boursitas, almadanista, paradaista, clases media y baja, con líderes de barrios, clase pobre alimentaria o  de extrema pobreza, inclusive, ni en los yunques panistas o perredistas en el Congreso del Estado de Sonora ni de la Unión.

Ese día, estaba en el restaurante del Hotel Days Inn saboreando exquisito café, cuando al ir al baño recibí una amble sonrisa sincera por una hermosa joven ojo verde, pelo castaño rizado y media alta con tentador cuerpo y coordinadora del Seminario de los Fertilizantes Tepeyac de los Bours: ¡Magnífico gesto!, tuvo ella sin saber que era mi cumpleaños y entrada triunfal al programa de Pensión para Adultos Mayores que en forma nacionalista propuso el presidente Peña Nieto.

Después de admirar los murales semi destruidos del maestro Arteche en la biblioteca pública, abordé el camión “El Corraleño” para recorrer la magnífica ruta turística Cajeme-Cócorit-Estación Corral observando los paisajes llenos de historia  ignota por la mayoría de los habitantes hasta llegar a la plaza de Cócorit y caminar un par de cuadras al  patio del Museo de los Yaquis.

Sin avisarle a nadie ahí presentes para que no compraran pastel y sodas y no supieran de la soledad forzada a falta de amistades y de alguna femenina que me quiera sin cash zedillista en la bolsa del pantalón o para pagar una mariscada con música clásica y rock metal pesado en Los Arbolitos o la Cobacha de Guaymas, o en su caso, una cena gourmet en La Tintorería con espagueti al Pasto con vino tinto chileno y coyotas con panocha y nieve de vainilla, como acostumbraba darme mi amada mujer ojo azul y rubia, fallecida hace muchos años y que todavía recuerdo con amor silencioso aquellas tardes de amor pasional en la misma playa  entre las dunas y anterior al arribo descomunal de turistas.

El festejo inició con un inusual desfile de modas por bellas yoremitas de los 8 Pueblos Tradicionales yaquis y sus dualidades; un performance ecuestre por la curandera Alejandra Espinosa montando un hermoso caballo blanco Español  de alta escuela, educado en la cuadra de los Bours y que come mejor que la mitad del poblado.

Dejó ella la cocina comunal y preparación del guacabaqui para los paristas luneros y rojistas del bloqueo de Vícam Estación para estar presente  mientras que vecinos del barrio El Conti bailaban la danza de los Matachines entre una cruz y altar bajo una ramada.

Al concluir, comimos sabrosos burritos con nopales,  quelites silvestres y un caldo al chile rojo con panela de rancho Bachoco y papas de los Almada de Navojoa acompañados con tortillas de harina sobaqueras y hojas de albahaca para la digestión.

Las llaman “Sobaqueras”  porque las orillas se mojan con el sudor de los sobacos femeninos que las tortean por estar paradas próximas a la hornilla y comal de disco trillador calentado con leña de mezquite, árbol mitológico parlante explotado hasta la vastedad y en peligro de extinción.

El post festejo continuó en la Expo Agrícola del CUM posando con la hermosa top model  pelirroja Jessica Castro, mi edecán favorita, para unas fotografía junto a inmenso tractor John Deer, que un güey de nombre Marcos, trabajador de una empresa patrocinadora, quedó de enviar por correo electrónico sin virus Troyanos. No cumplió con su palabra de hombre: Ya me imagino su desempeño en el sector agrícola incumpliendo sus contratos.

Semanas después, recibo una fotografía de mi bella amiga de Scottsdale  en tanga negra y top less disfrutando de las populares playas del Amor y Los Médanos: ¡Enjoy it!, (Gozala) escribió, solicitándome  no la publique por la desnudez y respeto a su privacidad, e invitándome a pasar los festejos del “Thanksgiven Day” cenando pavo horneado y pay de calabaza con cerveza Heineken en Scottsdale, mi favorita comida y  lugar para turistear o  emigrar para obtener la ciudadanía norteamericana.

Image

Jessica Castro, amablemente posa con el homenajeado y candidato a la Pensión Universal por su cumpleaños # 65, en Ciudad Obregón.

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction s in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, photographer, artist of magical realism art, ecologist in  the Sea of Cortes´ whales protection, cultural journalist in art chronicles and  critic s for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

Website: www.arqsanchez.8m.com,   E-mail: archfcosanchez@yahoo.com; Facebook: Francisco Sanchez, Twitter: archfcosanchez. Blogs:, www.artecajemeart.blogster.com, www.arkisanchez.blogdiario.com, www.arkisanchez.wordpress.com; www.sanchezarchitecture.blogster.com

Informe del alcalde Rogelio Díaz Brown en Cajeme: Cultura Republicana Conservadora

¡Vivencias de la Cultura Republicana Conservadora en Cajeme!

Desde la perspectiva de un jardín se observaron dos inmensas y fatídicas nubes tóxicas con residuos de agroquímicos quemados y cubriendo el cielo de la zona sur de nuestra contaminada ciudad procedente de algún campo del Valle del Yaqui,  dañando la salud de los residentes  clase media pobre. ¡Qué crueldad!

El mes patrio nos trajo varios festejos de la cultura cívica republicana federalista, iniciados con el primer informe de gobierno por el alcalde Rogelio Díaz Brown en el teatro Dr. Oscar Russo Vogel; la ceremonia del Grito por la Independencia de México en la plaza cívica Álvaro Obregón y el tradicional desfile cívico saludando al revés, como todo buen cajemense cismático, a la Bandera ubicada en el  balcón del Palacio Municipal.

El alcalde arribó a su cita con la Democracia acompañado por su esposa Susana Terminel, el procurador del estado de Sonora, Carlos Navarro Sugich, la senadora Claudia Pavlovich, familiares e invitados, abriéndose paso entre la pasarela de iluminarias de la cultura política y grupos poderosos que nos rigen. Recorrió la luneta saludando a medio mundo hasta subir al escenario decorado con majestuosa Bandera mexicana, donde lo esperaba el Síndico, el secretario del Ayuntamiento,  su Cabildo y la escolta del Ejército Nacional, al cual felicito por su centenario de salvaguardar la soberanía de México.

El protocolo ceremonial inició con la orden “En posición de firme para dar honores a la Bandera”, mientras el comandante del H. Cuerpo de Bomberos, Oswaldo Villagrán Amaro, salió portando la Insigne Patria para cedérsela a la escolta militar  y después entonar el Himno Nacional.

–Lo que el pueblo de Cajeme quiere, es tener un presidente con miras al futuro–, citó el alcalde en su prolongado informe, afirmando: Nuestra fuerza está en la promoción de la cultura y el arte para generar más sensibilidad entre infantes y jóvenes… ¡Estoy convencido de ello!–.  Para luego, desglosar: El Festival Tetabiakte costó 8.5 millones de pesos y otros seis más se invirtieron en actividades culturales como  la Feria del Libro,  cinco exposiciones de arte, once de teatro, 16 de música, siete de danza, 20 talleres artísticos, 12 peñas culturales y cursos de capacitación y una docena de apoyos a la comunidad yaqui; beneficiando a 58 mil personas y a 26 artistas en proyectos culturales… Nos preocupamos por el medio ambiente recolectando 115 mil toneladas de basura al año…Estamos planificando el corredor turístico Presa El Oviachic-Cócorit–.

Su gran final fue el aludir la lucha por el agua del Novillo, siendo muy aplaudido por las 760 personas de ambos recintos, a pesar del decline de su popularidad por los bloqueos a  la ciudad y en Vícam Estación y el estado de incertidumbre en que se encuentra el municipio.

–¡Mujeres bellas y muy bravas son las de Cajeme!–. Mencionó el procurador  Carlos Navarro Sugich, calmando los ánimos adversos contra el gobernador Padrés, después del aberrante y reprobable abucheo iniciado desde la galería por una persona de las clases populares y secundada  por el público de luneta hasta que el secretario del ayuntamiento los calló por la falta de respeto al Ejecutivo.

Al alcalde lo esperé en la banqueta para preguntarle: ¿En qué consiste el Plan de Desarrollo Urbano para Cócorit?: –Estamos evaluando iniciativas para la mejora de Cócorit, rescatar la historia y denominarlo Pueblo Mágico–

¿Qué opina del discurso por el procurador: –Fue realista y duro para seguir coordinándonos  en pro de la seguridad–. Afirmó, para seguir despidiéndose de sus amigos.

Bajo una inclemente resolana, indagué la apreciación al informe por los invitados, inquiriéndoles: ¡Que le pareció el informe de Díaz Brown y del Procurador Navarro?

Alfonso Elías Serrano, respondió: –Fue concreto y  específico en los beneficios  para Cajeme… El del procurador fue conciliador y positivo–;  El diputado Abraham Montijo Cervantes, refirió: –Fue congruente con la realidad actual de  Cajeme, habló de frente y con verdades… Carlos Navarro cumplió con su representación y vino a reforzar la seguridad–; La senadora Claudia Pavlovich, aludió: –Me importó mucho la capacitación al cuerpo policiaco, el DARE y la rehabilitación de los espacios verdes… El procurador fue muy institucional–.

La diputada Susana Cojob, señaló: –Sin recursos a hecho mucho por su gente es un incansable gestor… El procurador Navarro tiene todo mi respeto–; Teresita Caraveo, contestó: –Ha hecho mucho con menos, tiene voluntad de aportar esfuerzos en conjunto con la sociedad… El  procurador se solidarizó con él por el  bien de Cajeme–; La regidora Denisse Fernández Leyva, interpretó: –Especificó la situación del Ayuntamiento a un año de su gestión…Me sorprendió el recibimiento de la gente hacia el procurador, pero la supo librar muy bien–.

El gobernador yaqui de la Loma de Guamúchil, comentó: –Estuvo bien pero el de Hermosillo no dijo nada del agua–.

¿Están los yaquis recibiendo los beneficios mencionados aquí?: –Sí, en trabajo, cultura y otras más–.

Image

El alcalde Rogelio Díaz Brown al concluir su primer informe de gobierno para el Municipio de Cajeme.

Image

Señora Susana Terminel de Díaz Brown y Silvia Valenzuela muy contentas por el informe del alcalde cajemense.

Fotografía  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  

Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Copyright. Material protected by copyright holder architect Francisco Sánchez López. SEP/CP-509989/78/Son register. Reproduction in whole or part of this article and photos for profit, requires written permission by the author. Say No to Piracy!

 Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui. Articulista de la revista Yuku Jeeka de la Agrupación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Architect, photographer, artist of magical realism, ecologist in  the Sea of Corte´s whales protection, cultural journalist in art chronicles and art critic for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper. Columnist for the JeekYuku magazine, edited by the Fine Arts Association of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

Website: www.arqsanchez.8m.com,    http://www.francisco-sanchez-lopez.qapacity.com

Blog:www.arkisanchezdos.blogdiario.com, www.sanchezarchitecture.blogster.com, http://www.artecajemeart.blogster.com

E-mail: artecajeme@yahoo.com     Twitter/archfcosanchez,  Facebook: Francisco Sanchez

 

Cócorit: Pueblo porfirista del siglo XIX a través de su Arquitectura

Historia de Cócorit a través de su Arquitectura

Estaba sentado en una banca de la plaza Ignacio Zaragoza de Cócorit mientras arreciaba el calor húmedo a pesar de las nubes cúmulos anunciando la lluvia, cuando apareció por detrás del grueso tronco feamente tallado con la iconografía de “Espíritu Santo de Cócoim”, el famoso arquitecto cajemense Francisco Sánchez López y de inmediato decidí platicar con él sobre la historia del pueblo, debido a su reputación como cronista y crítico del arte en Sonora.

Al arribar al kiosco, lo saludé para solicitarle su asesoría en la historia de la Arquitectura local para el proyecto de tesis: Patrimonio Arquitectónico del Pueblo de Cócorit, para la Maestría en Arquitectura, ya que ha sido difícil encontrar datos y fotografías en libros y en la Internet.

-¡Si, cómo no!-, respondió, -pero permíteme saborear este raspado de vainilla  y te oriento porque no redacto textos ni concedo fotografías o planos a los alumnos de Arquitectura, porque todo arquitecto debe de realizar sus propios trabajos, así lo dicta nuestra profesión-.

Entusiasmado,  solté la primera pregunta: ¿Cuál es la historia de Cócorit?

-Es muy extensa dividida en varios períodos históricos que tienes que  conceptualizar hasta llegar a la historia de esta moderna comisaria mexicana, así, tus maestros  entenderán el planteamiento y tendrán empatía por la arquitectura vernácula o académica, porque así hablan las escasas paredes viejas y espacios urbanos antiguos, modernizados a partir de los años´60-.

¿Cuáles son esos períodos históricos?

Le pregunté, porque en la materia de historia de las edificaciones poco se menciona al respecto.

Él, al repasar el entorno, contestó:

-Te recomiendo diferenciar los sitio y la arquitectura de los antiguos asentamientos yaquis prehispánicos y el de las misiones jesuitas y franciscanas ya extintas con el del Pueblo Nuevo de Cócorit fundado en 1890 en la ex Municipalidad de Cócorit, hoy la actual comisaria desde 1927, al constituirse el Municipio de Cajeme.-, dejándome pensando en las diferencias.

¿Y la historia de la arquitectura, como la  puedo catalogar en estos  contextos históricos?, le inquirí.

-Es imprescindible conocer a las sociedades asentadas en la región desde el siglo XV al XX, dC, porque cada una  construyó su arquitectura acorde a sus culturas y aspectos socio-económicos en diferentes tipologías arquitectónicas-.

¿Cuáles serían esos ejemplos?

-Las primeras viviendas fueron las ramadas  ceremoniales y habitacionales de horcón de mezquite y carrizo en las 80 rancherías antiguas yaquis anteriores a la conquista española de Sonora; siguieron en el siglo XVII, las casas de muros de adobón y techo de terrado con vigas de mezquite, varas,  carrizo y tierra muerta, durante el pueblo de indios de visita de Cócoim por los misioneros jesuitas e indios convexos. También se introdujo la iglesia en un ramadón, después de una sola nave con altar, atrio, la cruz atrial y corrales-.

-En el siglo XVIII,  es imperativo que conozcas la planificación regional española de las provincias de Sinaloa, Ostimuri y Sonora, y el urbanismo novohispano a partir de una plaza de armas concedida por cedula real para fundar ciudades, villas y pueblos de españoles, reales de minas como Álamos, haciendas y el presidio de San Carlos de Buenavista, hoy en el fondo de la presa de El Oviachic.-

-Cócorit por haber ser una reducción jesuita o misión, nunca se le concedió este título real, aunque lo señale la placa conmemorativa de 1988-. Dijo, señalándola con su dedo índice y continuar:

-En el típico poblado español se edificaron iglesias, templos, la catedral de Sonora en Álamos y muchas otras tipologías arquitectónicas del gobierno virreinal alrededor de la plaza por las castas españolas, los mestizos e indígenas vivieron en barrios periféricos construyendo sus viviendas próximas a la parroquia barrial: Esto, asimílalo y compréndelo para mejores resultados en tu planificación-. Afirmó para seguir relatando:

-Los peninsulares de Vizcaya y Andalucía  y criollos ibéricos  introdujeron las casas españolas con un hermoso jardín-fuente interior, circundado por arcadas de medio punto y cuartos de usos domésticos, y los mestizos sus viviendas de dos a tres cuartos. Ambas con muros de adobón y techo de terrado con vigas de tronco, varas de árboles,  arbustos y tierra como aislante térmico, característico de las construcciones ibéricas de aquellos años-.

-La Misión del Espíritu Santo de Cócorit fue habitada sólo por los misioneros y yaquis, fue muy pobre, poco poblada y fue atacada  y quemada por los yaquis alzados en la rebelión de 1740, consecuentemente, despoblada. Los jesuitas fueron expulsados en 1767 y los franciscanos desde 1768, no pudieron desarrollarla económicamente hasta la formación del Estado de Sonora en 1831,  y los yaquis combatían la colonización yori en su territorio con Juan Banderas,  Cajeme y Tetabiate-.

¿Cuando se fundó la comisaria de Cócorit? Le inquirí, para mejor entender.

Precisamente aquí donde estamos, en 1890, por el general Ángel García Peña y 100 ingenieros de la Comisión Científica de Sonora, por órdenes del presidente Porfirio Díaz Mori. Consecuentemente, Cócorit es una población porfirista más que pueblo mágico u otra categoría que le quieran otorgar las empresas culturales y el gobierno del alcalde Rogelio Díaz Brown: Cito al general: “Se destruyeron cinco ramadas nativas,  se trazó a cordel una gran explanada y alrededor de ella, manzanas divididas con lotes para distribuirlos entre los yaquis pacíficos”.-

-La repartición de terrenos no fue verídica sino que se distribuyeron entre los migrantes mexicanos que trabajaban en la construcción del represo y canal de irrigación  por Hornos. Por la arquitectura, puedes ver que fueron tres manzanas alrededor de esta plaza-.

¿Cuáles fueron las primeras casonas de Cócorit?:

-La primera construcción fue la oficina de la Sonora and Sinaloa Irrigation Company de Carlos Conant Maldonado en 1904 y un año después, su residencia  aún en pie en esa farmacia-. Dijo, apuntando al oeste

Y proseguir, -Te señalaré ejemplos para que aprecies los espacios habitacionales y sistemas constructivos y  los estudies bajo los valores físicos, sociales y estéticos del programa  arquitectónico de José  Luis Villagrán García: Los migrantes de la sierra levantaron casonas sonorenses estilo neoclásico cocoreño adecuando las casonas coloniales españolas. La clase media, comerciante y militares, vivieron en la casa de  tres cuartos de adobe con un zaguán; la clase pobre de peones agrícolas y ejidatarios, habitaron las viviendas chinames, similar a la yaqui pero con sus muros repellados de lodo. Después, por influencias del ferrocarril Sud Pacífico, casitas de madera y cuartos cubiertos de lámina-.

-Toda estas viviendas fueron levantadas por migrantes procedentes de Jalisco, Chihuahua, Sinaloa y de los poblados de Álamos, Baroyeca, Batacosa, Quiriego, Rosario Tesopaco, Nuri, Movas, Onovas, Tónichi, Navojoa y Guaymas, ya que la vía del tren los relegó y sus economías coloniales se colapsaron e inmigraron a las estaciones del ferrocarril de Guaymas,  Corral, Esperanza y Cajeme-. Señaló para darse un receso y terminar su raspado comprado a don Pablo y yo apuntar su valiosa data no expuesta en la Historia de la Arquitectura Mexicana.

Y la iglesia esa, ¿De cuando es?

–Se inició su construcción en  1924, pero en los ´60, algunos franciscanos la reconstruyeron al estilo neogótico tardío pobre cocoreño como Parroquia de Nuestra Señora de Guadalupe.-

¿En los tiempos actuales que se ha construido?

-Lamentablemente, desde 1930, las familias adineradas abandonan Cócorit para establecerse en la incipiente ciudad Obregón. El pueblo sufrió una involución social al quedarse la clase media y pobre en los barrios Centro, San José o La Bomba y el Alhuate.-

-En los años ´60, se derribaron muchas viejas construcciones para levantar viviendas funcionalistas mexicanas estilo internacional y neo colonial mexicano del sur y desde 1990 viviendas de interés social y pie de casas en los fraccionamientos nuevos o invasiones.

¿Qué pasó con los yaquis?, le pregunté, por curiosidad porque no los  he visto.

-Decidieron emigrar a la Loma de Guamúchil y a Tajimaroa desde 1942. Del mestizaje con mexicanos no queda nada en el barrio de El Conti, donde se practica la Semana Santa con permiso de la autoridad tradicional–.

Y esas casonas de enfrente: ¿Qué pasó  con ellas?

-Buena pregunta formulas y puedo comentar que a partir de 1980, algunos descendientes de las familias ricas optaron por regresar al pueblo de sus abuelos, remodelaron las casonas para labor social como la de Provay, hoy, biblioteca y  Centro de Enlace de la Universidad La Salle; la casona de Simeón Almada en la galería de arte “La Casona de Cócorit” del Ingeniero Héctor Durón,  esa rosa junto al Ejido y la hacienda Rosalía y otras más con la idea de tener casa de campo con huerta tipo campestre-.

-En el año 2003, el gobernador Eduardo Bours Castelo con su planificación turística estableció el Museo de los Yaquis en la casona de los Esquer, para traer turismo norteamericano de los cruceros de Guaymas, se remodelaron las casonas de las Yayas en Peña Cultural, la antigua escuela secundaria nocturna en el restaurante la Komunila, abrió sus puertas la Casa de Adobe y se quiso remodelar la plaza demoliendo la escuela Cámara Junior para un tianguis de artesanías o concha acústica que ¡No funcionó, fracasó-.

-Posteriormente, se quiso hacer de Cócorit  el Coyoacán de Ciudad Obregón por que residía el muralista Arteche y varios escritores, finalmente, se le ambicionó darle la categoría de Pueblo Mágico y se remodeló aquella casa al estilo colonial sureño mexicano, el viejo cine en fachada falsa y en construcción la Casa del Escritor Cajemense de Juan Manz-.

¿Cuántas casonas originales quedan?

-Cuatro, la amarilla donde está la refaccionaria, la morada de la esquina, el Mercado Chino y  la de los Castelo.-

¿Qué piensa usted de todo esto?

-Lamentablemente, toda esta arquitectura porfirista del siglo XIX perdió su autenticidad y originalidad al ser remodeladas modernamente con nuevos espacios, motivos decorativos en sus fachadas y sistemas constructivos. No fueron restauradas: ¡Lástima! Porque perdió Cócorit el valor tangible de su arquitectura histórica para pasar al patrimonio intangible grabado en fotografías y testimonios orales-.

¿Tiene usted obra de arquitectura aquí?

-No, no he diseñado ninguna obra porque me inclino por la restauración veraz de la arquitectura  y no por remodelaciones pasteleadas si en verdad se desea conservar sus valores,  esto no es muy apreciado por los propietarios que desean una casa campestre o empresa cultural turística.-

¿Tiene Cócorit arquitectura para ser Pueblo Mágico?

-No, su candidatura fue rechazada por la Secretaría de Turismo federal y no cumple con la normatividad oficial. Pero, esto no para aquí, porque el alcalde Díaz Brown pretende que la UNESCO  declare a Cócorit como Patrimonio Cultural de la Humanidad  sin conocer sobre el tema y con la pretensión de beneficiar a las empresas culturales y asociaciones civiles de los neocoreños.  Es pura demagogia barata, la del Roger-.

Después de esta cátedra sobre la historia  de la arquitectura, solo me quedó agradecerle la información para elaborar mi propia investigación y formar un catalogo que antes de su entrega a los maestros de tesis le pediré una revisión y una que otra fotografía, porque sé que su acervo fotográfico es muy extenso y muchas de las edificaciones ya están remodeladas o demolidas.

Nos despedimos,  él se encaminó  al puesto de doña Oralia para cenar burritos de machaca con tortillas de harina sobaqueras, y yo me quedé un rato repasando todo este conocimiento otorgado por un profesional de la Arquitectura,  periodista e investigador del patrimonio arquitectónico de Sonora.

Image

Casa Rosa frente a la plaza I. Zaragoza

Image

Casona porfirista remodelada.

Image

Antigua Casona de los Castelo en ruinas.

Image

Futura casa del escritor

Image

Residencia Rosa frente a la plaza.

Fotografía  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.   Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Copyright: Material protected by copyright SEP/CP-509989/78/Son of his holder arch. Francisco Sánchez López. Reproduction s in whole or part of this article and photos for profit requires written permission by the author. Say No to Piracy!

Architect, photographer, artist of magical realism art, ecologist in  the Sea of Cortes´ whales protection, cultural journalist in art chronicles and  critic s for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

Website: www.arqsanchez.8m.com,   E-mail: arq.sanchezlopez@gmail.com, Facebook: Francisco Sanchez, Twitter: archfcosanchez. Blogs:, www.artecajemeart.blogster.com, www.arkisanchez.blogdiario.com, www.arkisanchez.wordpress.com; www.sanchezarchitecture.blogster.com

FotoSeptiembre 2013 en Cajeme: Excelente fotografía documental a color

FotoSeptiembre-Sonora 2013 en Cajeme, conclusión

Se nos fue el mes más patrio del año y con él, los “Sentimientos de la Nación” republicana inundados en el desastre hídrico provocado por las tormentas “Ingrid” y “Manuel” en los estados sureños mexicanos, mientras se lamenta la imposibilidad de observar la misteriosa “Culebra de Agua” serpenteando el cielo encapotado de la sierra Oscura, ahora que voy en camino rumbo a Loreto.

Magníficas y hermosas fotografías a color se exhibieron durante el festival FotoSeptiembre-Sonora 2013 en Cajeme, como la titulada “Asústame Panteón” de Ricardo Alonso, compuesta por ocho imágenes tipo documental creativa tamaño poster, con la temática mortuoria en  paisajes, formas y extraordinario colorido, terminadas en Photoshop y exhibidas en el vestíbulo del Edificio 3 del Instituto Tecnológico Superior de Cajeme.

Le continuó el cineasta Francisco Espinosa con su exposición “Documental”, mostrando su sensibilidad en el arte del lente para captar imágenes en doce fotografías a color tamaño 12 por 17 pulgadas con apariencia pantalla plana, deleitando al público con rostros de sus ancestros, paisajes y  festividades mayo del poblado de El Júpare y yaquis de Pótam, montadas junto a un bello mural modernista en el salón  del restaurante La Tintorería.

Aproveché el vino de honor para preguntarle: ¿Qué significa para usted FotoSeptiembre?: –Es la primera vez que participo en este gran evento que nos da la oportunidad de acercarnos a la fotografía como expositores o publico… El estado de Sonora es muy rico en imágenes por eso escogí ésta temática–.

¿Cuál obra es su favorita?: –La de mi abuelo ferrocarrilero, la de los tenébaris y la de la  cruz del cementerio en El Júpare–. Contestó, para luego seguir compartiendo su arte con Becker García Flores, de la Dirección de Cultura Municipal, el artista plástico Jesús Osuna, familiares e invitados entre quienes inquirí: ¿Cuál de las obras le gusta más?

A Marcos Cruz Valenzuela, propietario del lugar, le gustaron: la de la tortilla sobre comal y la de la cruz por su bello paisaje al atardecer con nubes; apreciación compartida con Mercedes Muñoz Peña y Romina García López. La del niño mayo y de los fariseos le fascinaron a Melissa Cruz Valenzuela, sensibilidad compartida con Trinidad Ruiz; Ana Laura Félix Acosta, admiró la de la señora con leña y   la del cementerio de Pótam, gusto simultáneo por Ana María Valenzuela Araiza,  Pamela Meras Cisneros y Magda Cásares Torres.

¡Qué belleza! De paisajes y cuerpo femenino tatuado presentó Martina Cuamea, en su exposición “Colores en la Oscuridad”, formada por 23 fotografías realistas y abstractas en la sala de exhibición de la Casa de la Cultura, una de las mejores este año, por sus composiciones artísticas.

La yucateca Flora Esther Cámara Duran en su exposición “Vaquerías” con seis fotografía de gran formato, nos mostró bellos retratos y escenas  de la Fiesta de los Ganaderos en Yucatán con remembranzas en las verbenas españolas  como la jarana “El Torito”, bailado por parejas o mujeres solteras vestidas a su propia usanza con polícromos bordados. Por 35 años residió en Cócorit,  fue docente del ITSON en Artes Visuales y en el año 2000 fue seleccionada la fotógrafa oficial de Rigoberta Menchú Túm en su recorrido entre los pueblos yaquis.

Para la crítica de arte, en las siete exposiciones del festival fotográfico se mostró la belleza clásica de la fotografía documental paisajísticas y retrato de variada iconografía acorde a la sensibilidad plástica de los expositores, contrarrestando la teoría semiótica para justificar la fealdad en Fotografía. Lo discutible es la pequeña cantidad de obras por exposición, cuando usualmente dos docenas de era lo mínimo para exponer. Predominó la falta de fichas técnicas con  títulos  dificultando la redacción de este texto, usándose  la simbología destacada.

Las fotografías más bellas, porque equilibraron los valores artísticos y estéticos produciendo una preciosidad fotográfica motivadora de la sensibilidad de espectador, fueron: De Rosa Isabel Vázquez Rascón “Dos Tiempos Congelados”, pero, a su serie de objetos infantiles difusos y familiares les faltó más calidad. De Ricardo Alonso: “Adiós”, “Último Epilogo”, “Sin Epitafio”, “Me Resisto a Caer”, “Profanación”, “Hasta el Tiempo nos ha Olvidado”, “Cruz de Hierro” y “Del Polvo al Polvo”. De Pablo Machado: La de las piernas cruzadas, la pierna tatuada, la flor, el reflejo de un ventanal y la del hombro rojo con rostro blanco.

De Trinidad Ruiz: Las de yaquis en el andén Sorties y en la “Cité de la Musique, en la Torre Eiffel, en el  Arco del Triunfo y la del  tenébari. De Francisco Espinosa: la de la cruz, la del cementerio y la del abuelo. De Martina Cuamea: “Atardecer Naranja”, “Laguna de Luces”, “Mujer Tatuada”, “Azul Celestial”, “Flor”,  “Mientras el Sol se Eleva”, “Nuestros Ojos nos Engañan”, “Verde Vida”, “Amanecer Monocromático I y II”, “Huatavampiro”, “La Inmensidad”, “Paisaje con Nubes” y “Ojo Rojo”. Y de Flora Esther Cámara, no cabe duda que la “Colorido de la Vaquería” es la más preciosa sin menosprecia al retrato “Rasgo”  y “Semillas”.

 Image

Pie de foto 1: Gozando la exposición “Documental”: Marcos Cruz Valenzuela, Mercedes Muñoz Peña, Becker García Flores,  Romina García López,  Ana Laura Félix Acosta y Melissa Cruz Valenzuela.

 Image

Pie de foto 2: Cineasta Francisco Espinosa y Melissa Cruz Valenzuela admirando la fotografía del niño mayo en la exposición “Documental”.

Fotografía  del arquitecto Francisco Sánchez López. ¡No me las roben!

Copyright: Material protegido por derechos de autor del titular Arq. Francisco Sánchez López.  

Registro SEP/CP-509989/78/Son.  Se prohíbe la reproducción total o parcial de este artículo y fotos con fines de lucro, se requiere la autorización escrita por el autor. ¡Di No a la Piratería!

Copyright. Material protected by copyright holder architect Francisco Sánchez López. SEP/CP-509989/78/Son register. Reproduction in whole or part of this article and photos for profit, requires written permission by the author. Say No to Piracy!

 Arquitecto, fotógrafo, artista del arte del realismo mágico, ecologista protector de ballenas en el mar de Cortés, escritor, periodista cultural en crónicas y críticas de arte para el suplemento Quehacer Cultural del periódico El Diario del Yaqui. Articulista de la revista Yuku Jeeka de la Agrupación para las Bellas Artes, de Ciudad Obregón, Sonora, México.

Architect, photographer, artist of magical realism, ecologist in  the Sea of Corte´s whales protection, cultural journalist in art chronicles and art critic for the supplement  Cultural Affairs of El Diario del Yaqui newspaper. Columnist for the JeekYuku magazine, edited by the Fine Arts Association of Ciudad Obregon, Sonora, Mexico.

Website: www.arqsanchez.8m.com,    http://www.francisco-sanchez-lopez.qapacity.com

Blog:www.arkisanchezdos.blogdiario.com, www.sanchezarchitecture.blogster.com, http://www.artecajemeart.blogster.com

E-mail: artecajeme@yahoo.com      Twitter/archfcosanchez,  Facebook: Francisco Sanchez